Un estudio concluyó que casi tres de cada cinco jóvenes cristianos (59%) se desconectan de la vida de la iglesia, ya sea permanentemente o por un largo período de tiempo después de la edad de 15 años. Los encuestados estuvieron activos en una iglesia cristiana durante sus años de adolescencia.

La investigación fue realiza por el Grupo Barnael que le tomó cinco años llevar adelante este estudio.

El primer mito que los investigadores miraron a través del estudio fue la idea de que David Kinnaman, quien dirigió la investigación, concluyó que “la mayoría de la gente pierde su fe cuando salen de la escuela secundaria”. La realidad del problema de la deserción no se trata de un enorme éxodo de jóvenes de la fe cristiana. De hecho, se trata de las diversas formas en que los jóvenes se desconectan de su camino espiritual.

Kinnaman identifica tres tipos de abandonos: pródigos, los nómadas y los exiliados. El más común de estas tres personas son nómadas, o los jóvenes cristianos que andan lejos de la iglesia institucional, y aún así se llaman cristianos. El estudio encontró que aproximadamente cuatro de cada 10 jóvenes cristianos caen en esta categoría.

Sobre este particular, el sociólogo Bradley Wright, dijo: “Es difícil saber cómo evaluar una estadística de un 59 por ciento de abandono. “Esto depende en gran medida de como es que se define el “no asistir regularmente a la iglesia”, dijo.

Los jóvenes abandonan la iglesia más temprano, permaneciendo alejados, y si vuelven, son menos propensos a ver la iglesia como una parte a largo plazo de su vida”.

Sin embargo, Wright asegura que los jóvenes que abandonan la fe han sido una preocupación desde hace siglos, no sólo en el último par de años. Es la naturaleza de los jóvenes diferenciarse de sus mayores, y es la naturaleza de los mayores molestarse por ello. El problema de los jóvenes que abandonan la iglesia no es único para esta generación”.

Otros mitos de Kinnaman estudiados incluyen la idea de que hoy en día los “veinteañeros” son bíblicamente analfabetos y sus experiencias universitarias los llevan a alejarse de su fe. Al comparar la fe de los jóvenes cristianos y la práctica de la fe (de 18 a 29) con la práctica de los cristianos mayores de 30, los investigadores dijeron que surgieron muy pocas diferencias entre ambos grupos.

El estudio mostró que en la comunidad cristiana, las diferencias teológicas entre las generaciones no son tan pronunciadas como tendría que ser. Los jóvenes cristianos carecen de conocimiento bíblico, pero solo en menor medida. AcontecerCristiano.Net

Compartir
Ver más noticias:

Comenta sobre: " Estudio demuestra que jóvenes abandonan la iglesia a los 15 años "