Boko Haram amenaza a presidente nigeriano y le pide convertirse al Islam

Presidente nigeriano Goodluck Jonathan
La organización terrorista Boko Haram ha lanzado un ultimátum al presidente de Nigeria, el cristiano Goodluck Jonathan. Los radicales islamistas han difundido un vídeo en el que su líder, Abubakar Shekau, le exige “convertirse” al Islam para que detengan los ataques y atentados en la región.

Esta semana Nigeria volvió a sufrir un violento ataque a cristianos, perpetrado una vez más por radicales islamistas. Desde la elección de Goodluck Jonathan para ejercer su segundo mandato en la presidencia, el grupo radical ha intensificado sus ataques a iglesias cristianas, sobre todo en la zona central del país, donde la población se cuenta dividida entre la fe cristiana y la fe islámica.

Son muchos los cristianos que han huido al sur, región cristiana de Nigeria, para poder pisar un suelo seguro. Porque aunque las autoridades intentan garantizar la seguridad de la población independientemente de su fe, poco pueden hacer ante los atentados y los ataques perpetrados contra iglesias y organizaciones cristianas.

El grupo Boko Haram no sólo ataca a la población cristiana sino que continúa presionando al gobierno, un gobierno que no reconoce porque una “ley no escrita” exigía un cambio de presidencia vinculado a la fe. Al resultar elegido Jonathan por segunda vez, la alternancia en el gobierno entre un cristiano y un musulmán no se ha dado.

Desde entonces la organización se ha destapado como un grupo violento que aboga por la implantación de la “sharia” en todo el país – de hecho, su nombre significa “la educación occidental debe ser prohibida” - y ha prometido limpiar el norte de Nigeria de cristianos.

En un clip de vídeo lanzado el fin de semana, el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, le envió un mensaje claro al presidente Goodluck Jonathan: que “se arrepienta y abandone el cristianismo”.

Invitar a un enemigo a convertirse al Islam o enfrentar las consecuencias es una larga tradición en el Islam, inspirado en la Yihad (Guerra Santa) y en textos importantes de esta religión.

Por parte del gobierno la reacción ha sido contundente. El portavoz presidencial, Rubén Abati desestimó la demanda como un intento de “chantaje”. “Cuando los nigerianos votaron abrumadoramente por el presidente Jonathan en las elecciones generales de 2011, sabían que estaban votando a favor de un cristiano”, dijo a los periodistas en Abuja. “Él tiene el mandato de los nigerianos para servir a su patria. Nadie debe imaginar que va a sucumbir al chantaje”, advirtió. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.