Cristianos suizos se distancian de la religión

En la vida privada de la mayoría de la gente en Suiza, la religión decrece en importancia, aunque adquiere un papel cada vez más relevante en las discusiones públicas. Un amplio estudio sobre la significación de la fe religiosa en Suiza desvela esa diferencia.

Cada vez más cristianos (católicos y protestantes) se alejan de su religión. Un 75% mantiene una relación de distancia. Este es el resultado del programa de investigaciones ‘Comunidades Religiosas, Estado y Sociedad’ (NFP 58) del Fondo Nacional Suizo para la Investigación, que ocupó durante cinco años a los investigadores en un abanico de 28 estudios, según informa la agencia  Swissinfo.
Estas vastas investigaciones constatan la reducción en el número de miembros de las iglesias y la relación superficial que la mayoría de sus adeptos mantiene con ellas.

“Más del 60% de la población suiza puede pertenecer a ese ‘distanciado’ grupo”, indica el director de la investigación Jörg Stolz, de la Universidad de Lausana.

La expresión común entre los fieles cristianos, señala Stoltz, es: “’Soy católico o soy protestante, pero…’, es decir, la persona no practica su fe o en su vida no es central la religión”.

No obstante, estas personas también se distancian del ateísmo puro. “Creen en una fuerza superior, sin reflexionar en qué forma tiene ese poder”.

El número de personas que toman distancia de sus religiones, dos tercios del total de miembros de las congregaciones cristianas, es reflejo de un fenómeno conocido en Occidente.

También estos cristianos suizos ‘distanciados’ acentúan la significación social y cultural de las iglesias tradicionales en el país. Sobre un distanciamiento total entre la Iglesia y el Estado, se expresan de modo escéptico.

Sin embargo, la secularización continúa en instituciones como la escuela, los institutos seminaristas o los sitios de atención a ancianos o enfermos que cada vez se separan más de su tradicional historia relacionada con la religión.

Un 23% de la población católica se considera verdadera seguidora de su creencia religiosa; un 15% en el caso de los protestantes.

Esta tendencia de que la gente dé cada vez más la espalda a su religión, continuará, asegura Stolz. “Cada generación ha sido menos religiosa que su predecesora, por eso creemos que el número de católicos y reformados continuará disminuyendo”.

¿Qué se esconde detrás de este fenómeno? “La razón principal es que a la gente sencillamente ya no le interesa la religión. No tienen ya relación con su Iglesia y se aleja de ella”, explica.

A esto se suma insatisfacción o hasta enfado. “Sobre todo los católicos se dicen molestos a causa del Papa y la actual jerarquía católica. Por ello dicen no estar dispuestos a aceptar las normas tradicionales de la Iglesia Católica Romana.

En tercer lugar se encuentra el aspecto financiero, pues en Suiza si se es miembro de una de estas religiones hay que pagar un porcentaje de la carga fiscal a la Iglesia. “Pero al respecto no se habla, pues prevalece el concepto de que uno no debe retirarse de la Iglesia por dinero”.

La investigación también identifica una tendencia a la secularización entre las jóvenes generaciones musulmanas. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.