90.000 ex musulmanes, hindúes y budistas han aceptado a Cristo a través de Ministerio Cristiano

A partir de su experiencia en el campo de la misión, John Heerema ha encontrado que los hombres suelen pensar demasiado pequeño. Así que él y su equipo ministerial se han esforzado a soñar en grande en su visión para alcanzar a los perdidos.

Ellos fundaron una organización llamada Big Life Ministries. El impacto logrado ha sido relativamente en un tiempo corto lo que ha inspirado un libro titulado: “Una gran vida: Gente corriente dirigida por un Dios extraordinario”, en inglés: A Big Life: Ordinary People Led by an Extraordinary God by Peter Hone), el autor es Peter Hone, con un prólogo por el fallecido Charles Colson y un epílogo de Mike Huckabee.

Desde su creación en el 2000, Big Life Ministries ha plantado más de 7.000 iglesias en algunos de los lugares más difíciles del mundo para difundir el evangelio de Jesucristo. Heerema, director ejecutivo de Big Life, dice que cada vez que el ministerio ha fijado la meta, el Señor ha los ayudado a superarla.

“Desde el principio, John siempre había tratado de pensar en Dios en grande, pero con el paso de los años, él fue descubriendo que pensar en Dios en grande era algo que a todos en Big Life podría aspirar a lograr lo que nunca habían logrado”, dice una parte del libro.

El Ministerio comenzó a trabajar en el Oriente Medio, cambió su enfoque a la India después de que sus visas fueron revocadas por los ataques terroristas del 11 de Septiembre y ahora trabaja en varios países de la ventana 10/40, un área de entre 10 y 40 grados al norte del ecuador, que incluye el norte de África, Oriente Medio y Asia.

La gente a menudo sufre de pobreza, hambre y las enfermedades en la ventana 10/40, sin embargo, más de 90.000 ex musulmanes, hindúes y budistas en esta área han aceptado a Cristo a través de Big Life. Se incluye en este número: criminales, asesinos, ladrones de bancos, prostitutas, alcohólicos y los yihadistas, incluso radicales.

La estrategia de Big Life fue cultivada en el campo. Ellos llaman a este enfoque “Hechos en Acción”, en alusión al libro de la Biblia que narra las primeras iglesias y el trabajo misionero en el Nuevo Testamento. En lugar de enviar misioneros entrenados y capacitados en seminarios de otros países, Big Life, ha preferido equipar a los creyentes ordinarios locales para plantar iglesias y alcanzar sus comunidades para Cristo.

El trabajo del ministerio ha atraído a un número de prominentes simpatizantes. Uno de ellos, Oliver North, dijo, “Big Life está haciendo lo que el apóstol Pablo hizo….”

Muchas organizaciones misioneras se han desviado del modelo bíblico, pero después de 2.000 años, el enfoque se está empleando otra vez.

“Lo que hace que esta historia sea tan emocionante para mí es que representa la nueva ola de las misiones en el mundo”, dijo Colson.

“La historia de Big Life, es una lección objetiva de lo que Dios hará a través de personas obedientes”, cita parta del prólogo del libro. Fuerza Latina/ AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.