Detienen a productor de película contra el Islam en EEUU

Bajo el seudónimo de Sam Bacile, Nakoula B. Nakoula es presuntamente el hombre que dirigió el vídeo que se burla del profeta Mahona, y que provocó furiosas protestas en distintos países musulmanes contra embajadas de Estados Unidos, y por el que murieron docenas de personas; entre ellas, el representante diplomático estadounidense en Bengasi (Siria), ha sido detenido esta semana.

El sospechoso, de 55 años, ya fue encarcelado en 2010 durante 21 meses por suplantar las identidades de varios familiares para abrir más de 600 cuentas bancarias falsas. Este fraude le reportó miles de dólares.

Bajo los términos de esta condena, Nakoula no podía usar ordenadores o Internet durante un período de cinco años sin la aprobación previa de su agente de la condicional. El sospechoso tuvo que pagar, además, una multa de 790.000 dólares (unos 600.000 euros).

“Agentes federales han detenido a Nakoula tras concluir que éste ha violado los términos de su libertad condicional”, según ha explicado Thomas Mrozek, portavoz de la Fiscalía de EE UU en Los Ángeles, al diario The Huffington Post. El director de la película estaba citado este jueves por la tarde para declarar en la Corte Suprema de esa ciudad, ha añadido Mrozek.

El detenido ya había sido interrogado por la policía el pasado 15 de septiembre. Los agentes sospechaban que él produjo el vídeo difamatorio, de 14 minutos de duración, contra el profeta Mahoma empleando un nombre falso: Sam Bacile, o Basile.

Se sabe que Nakoula ha empleado los seudónimos Nicola Bacily o Robert Bacily en otras ocasiones. El sospechoso habría llegado a tener hasta seis identidades falsas. Nakoula, tras el interrogatorio, permaneció oculto tras haber sido identificado como responsable del tráiler, según ha informado la agencia The Associated Press

Además, el pasado 20 de septiembre, Cindy García, una de las actrices de la película, puso una denuncia en la que acusaba a los realizadores del mismo de haber sido estafada para trabajar en un proyecto fraudulento y en prácticas comerciales desleales y se querelló contra YouTube por no quitar el vídeo de su plataforma multimedia.

La intérprete argumentó que acudió a un "casting" para una cinta llamada Desert Warrior, que se supone que era una aventura histórica en el desierto de Arabia, pero que los productores tenían otras intenciones que ocultaron al reparto manipulando posteriormente las grabaciones. También otra de las actrices denunció que la grabación fue "un engaño" en este mismo sentido. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.