Dos ciudades de Europa "invadidas por demonios"

AUSTRIA.- La antigua tradición de ofrendar a las diosas paganas europeas (el Perchten) considerado nocivos y peligrosos para el alma cristiana parece estar de vuelta. En una Europa que cada vez rechaza el cristianismo, este año volvió con fuerza a las calles de Salzburgo (Suiza) y Tirol (Austria).

Las máscaras con rasgos diabólicos son utilizadas en las procesiones y festivales en las regiones montañosas de Austria y Suiza. Esto forma parte de las costumbres tradicionales de la Navidad, es para espantar a los espíritus que trae el invierno.

Hasta el siglo 16, la tradición dice que Perchten tuvo dos presentaciones: la hermosa y benévola (Schöne Perchten) y el feo y oscuro (Finster Perchten). Mientras que lo primero estaban adornados con cintas, cadenas de oro, follaje y flores, el otro se mostraba con garras, colmillos, cuernos y pieles de animales.

La tradición indica que hombres vestidos con "Perchten oscuro" deben visitar las casas haciendo mucho ruido para ahuyentar a los malos espíritus. Las personas reciben una mezcla de harina de ceniza y maíz, el alimento que representa el poder de la regeneración de la vida después de la muerte.

Esto es el resurgimiento del paganismo europeo. Cientos de personas disfrazadas de demonios, cubiertos de la cabeza a los pies con pieles de animales y máscaras de madera, más parecían como miembros de un culto al diablo. Durante los días del festival, más de 500 adultos y niños corrian por las calles de la ciudad.

La explicación es que se está intentando recuperar esta constumbre ocultista de que comenzó alrededor del año 500 AD. En ese momento, los agricultores realizan estos ritos paganos  para dispersar a los "fantasmas del invierno" y ayudaba a traer una cosecha fructífera. Ellos pensaron que podían trabajar con máscaras terroríficas y así asustar a los espíritus del invierno. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.