Falcao y Kaká asisten a la misma iglesia donde es pastor Marcos Vidal

ESPAÑA.- Rivales en el campo (donde poco han coincidido) pero hermanos en la fe, Kaká y Falcao no sólo dedican a menudo sus goles a Dios señalando el cielo sino que también asisten –cuando pueden- a la misma iglesia para alabar a Dios y escuchar su Palabra.

Allí a menudo han coincidido. Es la que pastorea el también cantante internacional Marcos Vidal , de 47 años, en el local que la Iglesia Evangélica Salem usa cedido por Betel, en la zona de Carabanchel de Madrid. Allí se congregan cerca de mil personas en los cultos dominicales.

Ambos deportistas lo tienen difícil por sus partidos de fútbol, que suelen ser en fin de semana y a menudo fuera de Madrid (incluyendo los compromisos con las selecciones nacionales de Colombia y Brasil).

Falcao acude siempre con su esposa y de incógnito, revela Marcos en una entrevista en el magacín del diario español "El Mundo" : “Llega con gorro y gafas, cinco minutos después de empezar y se va cinco minutos antes de terminar”, explica.

“Le he saludado, le he dado mi contacto, pero aún no nos hemos visto a solas. Es muy introvertido y prudente, además yo no soy de perseguir a nadie. Ten en cuenta que se le acerca mucha gente a pedirle cosas, sobre todo dinero”, explica con madurez y aplomo Vidal.

De Falcao dice que “su prioridad no es el dinero, sino un amor profundo a Jesús y a su familia”, algo que comparte con Kaká. Preguntado si Dios les ayuda a meter goles, Marcos opina que "Dios no es de ningún equipo", pero "premia el esfuerzo y ama a sus hijos".

Ambos, Falcao y Kaká, han coincidido en cultos y se han sentado juntos , en el mismo banco, para alabar a Dios y escuchar la predicación.

De Kaká es de quien es realmente amigo Marcos Vidal porque –dice- el jugador lleva más tiempo en Madrid y ha sido más habitual su presencia en la iglesia.

Kaká siempre le avisa cuando va a acudir a un culto (Falcao se presenta sin previo aviso). La “oveja blanca” le suele hablar por whatsapps con frecuencia, y se han reunido a menudo fuera del templo para orar juntos, a veces antes de los partidos en el hotel de concentración. La última vez fue antes del Real Madrid-Ajax en el Bernabeu, y luego marcó un gran gol. “Me reconoció que se lo debía a Dios”, se ríe Marcos.

Su esposa Carole Celico , aunque le gusta la música (ha llegado a grabar un CD), inició una labor pastoral hasta su separación de la Iglesia Renacer de Brasil. Actualmente se encuentra volcada en la labor social a través de su Fundación y en organizar conciertos de música espiritual. PD/ AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.