Ex satanista ruso ahora predica el amor de Cristo

RUSIA.- Un ex satanista y asesino a sueldo, ha estado en una misión en el suroeste de Rusia luchando por la paz de su país.

Desde hace más de 10 años, Gennady Terkun, ha liderado una iglesia cristiana donde la mayoría de los miembros eran de origen musulmán en la región del norte del Cáucaso, según informa CBN News.

Desde finales de la década de 1990, los radicales islámicos han llevado a cabo una sangrienta insurgencia en la región. Dos guerras y decenas de ataques terroristas han matado a miles de personas y han desplazado a muchos más.

“Estoy convencido de que es el amor de Cristo puede convertir a esta región”, dijo Terkun quien persigue un objetivo: llegar a esta región devastada por la guerra con los mensajes de reconciliación y de perdón; aunque es un hombre que admite un pasado sangriento del cual no se siente cómodo hablando de ello.

“Me fui de casa cuando tenía 13 años y me enredé con la gente equivocada. Me hicieron un montón de cosas que me avergüenza”, dijo Terkun.

Este pastor es de la pequeña ciudad rusa de Krasnodar. Su vida parece una novela de suspenso de Hollywood, porque estuvo en la mafia, en drogas, robos a mano armada, prostitución. Fue un sicario. Se dedicó al blanqueo de dinero. Contrabando de armas. Lo que sea, Terkun, lo hizo todo y algo más.

“Me había convertido en esclavo del diablo. Recuerdo que hice un pacto con Satanás para servirle”, dijo, pero sus hechos finalmente lo atraparon. “Fui arrestado y condenado a 20 años de prisión”, dice.

Transformado en un ejemplo del poder de Dios

Su vida es ahora un ejemplo del poder transformador de Dios. En 1987, la antigua Unión Soviética enfrentó enormes cambios políticos y Terkun fue encarcelado.

“He tenido una mala reputación en la cárcel porque los presos me miraban como alguien que tenía especiales poderes por el culto a Satanás. Los prisioneros incluso tenía miedo de mí”, dijo.

Un día, unos cristianos llegaron a compartir el amor de Jesús a Terkun, “Era la primera vez que había oído el mensaje del evangelio”, dice Terkun.

“En 1991, me di cuenta de su verdadero significado. Caí de rodillas en la celda de la prisión y le dije a Dios que soy un pecador”, recordó. “Yo no quiero vivir un solo día sin él en mi vida”.

“A partir de ese momento pasé de servir a Satanás y me convertí en un siervo de Jesús”, dijo Terkun.

La prisión milagrosamente acortó su sentencia de cinco años, y fue puesto en libertad en 1996. Después de que salió de la cárcel entró en un seminario de formación bíblica organizado por Russian Ministries, que se centra en llevar el Evangelio a la antigua Unión Soviética.

“Russian Ministries, fue un instrumento en mi vida. Sus clases me enseñaron a compartir mi nueva fe con los demás”, dijo. “Además pusieron en mí un corazón misionero para plantar iglesias y ayudar a entrenar a la próxima generación de líderes en mi país”.

Terkun, coordina docenas de campamentos juveniles cada año en colaboración con los ministerios rusos y las congregaciones locales. Fuerza Latina / AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.