Rusia prohíbe propaganda homosexual para proteger a menores de edad

La Duma o cámara de diputados de Rusia prohibió este viernes la propaganda de la homosexualidad entre los menores de edad, una ley que las minorías sexuales consideran una flagrante violación de su libertad de expresión.

La ley, que fue aprobada en primera lectura con 388 votos a favor, mientras sólo un diputado votó en contra y otro se abstuvo, propone sancionar la promoción de los comportamientos homosexuales con multas.

De esta forma, se sancionará con multas de hasta 5.000 rublos (125 euros) a las personas físicas, hasta 50.000 rublos (1.250 euros) a los funcionarios y hasta 500.000 rublos (12.500 euros) a las personas jurídicas que infrinjan la nueva ley. Será la policía la que se ocupe de formalizar la sanción administrativa contra el infractor, que obligatoriamente tendrá que comparecer ante los tribunales, según las agencias rusas.

La diputada socialdemócrata aboga por prohibir la promoción de los valores homosexuales en lugares públicos adonde puedan acceder los menores de edad, aunque sea con sus padres, y también en los medios de comunicación, principalmente la radio y la televisión, en horario infantil.

En relación a las críticas de que la ley viola la Convención Internacional de Derechos Humanos, Mizúlina asegura que una sentencia dictada en 1981 por el Tribunal de Estrasburgo llama a ejercer control sobre el comportamiento homosexual. Además, concede al Gobierno del país la libre discreción a la hora de aprobar leyes teniendo en cuenta las tradiciones y los principios morales nacionales sobre las relaciones sexuales.

La diputada considera que las marchas de orgullo gay también son actos de propaganda homosexual directa a los que tienen acceso libre los niños, por lo que habría que prohibirlos.

Una veintena de personas fueron detenidas este viernes por la policía frente a la Duma en los enfrentamientos entre representantes de las minorías sexuales rusas y los partidarios de la prohibición, en su mayoría miembros de organizaciones ortodoxas radicales.

El detonante del incidente fue un apasionado beso que se dieron dos mujeres, tras lo que los partidarios de la ley comenzaron a lanzarles huevos y pintura e intentaron abalanzarse sobre ellas al grito de "Moscú no es Sodoma", aunque se lo impidió la nutrida presencia policial. F: EFE / AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.