Evangélicos alemanes están de acuerdo con dar la carne de caballo a los pobres


El ministro alemán de Cooperación Económica y Desarrollo, Dirk Niebel, ha propuesto que los productos de carne de caballo que fueron etiquetados como carne de ternera sean distribuidos entre las personas más necesitadas, según recoge el medio alemán Die Welt.

"Más de 800 millones de personas en el mundo se mueren de hambre y en Alemania no faltan personas que lo pasan mal económicamente hablando, incluso en el tema de la alimentación, de ahí que no debamos tirar la comida a la basura", ha asegurado Niebel.

Esta propuesta ha sido vista con buenos ojos desde la Iglesia Evangélica alemana, que también ha advertido sobre la destrucción prematura de la lasaña con carne de caballo. El prelado Bernhard Felmberg ha asegurado a Die Welt que "destruir la comida es una idea inapropiada y no puede ser una solución".

La ministra de Asuntos Sociales Ursula von der Leyen ha echado más leña al fuego al debate en Alemania: "Ricos o pobres, todo el mundo quiere saber lo que come", ha respondido. Como "absurda" ha calificado también esta idea la política de los Verdes Renate Künast: "A la hora de comer no hay ciudadanos de segunda clase. Queremos una buena calidad para todos".

Las autoridades de Irlanda encontraron hasta 30% de carne de caballo mezclados en las hamburguesas comercializadas en cinco cadenas de supermercados, entre ellasTesco, Aldi y Lidl, y encendieron la alerta. Había también pequeños restos de carne de cerdo.

Similar situación se descubrió en Francia, donde proveedores locales asociados a la marca Findus se querellarán contra proveedores rumanos por encontrar en sus alimentos envasados carne de caballo en lugar del vacuno anunciado en las etiquetas de los platos preparados para Findus. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.