Pastores evangélicos consiguen prohibir juegos de apuestas a los residentes de Bahamas

Pastores evangélicos consiguen prohibir juegos de apuestas a los residentes de Bahamas
Apostar en un casino es uno de los típicos pasatiempos del turista que visita el caribeño país de Bahamas. Los residentes de la isla, sin embargo, tienen prohibido dicho regocijo.

Bahamas legalizó el juego de apuestas en 1969, cuando el país todavía era una colonia británica. Hoy su industria turística, que es la mayor fuente de ingresos del país, se vale de una buena cantidad de casinos.

Pero apostar es ilegal para los bahameños y los extranjeros que viven en la isla, en parte debido al poder que han ejercido los pastores evangélicos en el país de mayoría cristina que hoy es habitado por no más de 400.000 personas.

La prohibición, no obstante, no ha evitado que muchos bahameños apuesten desde los innumerables locales que proveen servicios de internet.

Según varios reportes, en Bahamas hay más cafés internet (web shops, los llaman en el país angloparlante) que iglesias, y en un referendo que se llevó a cabo este lunes vencieron los que apoyan a los pastores en su cruzada contra el juego a los bahameños que querían apostar legalmente desde la computadora.

Según un reporte del departamento de Estado de EE.UU., el 90% de los bahameños practican una religión. Casi todos pertenecen a variantes del cristianismo: la mayoría son bautistas (30%) y les siguen los anglicanos y pentecostales, entre otros.

De acuerdo a Straight Talk Bahamas, en lo que se refiere al referendo, el Consejo Cristiano se preocupaba por el posible deterioro de la sociedad y la pobreza moral que según ellos suele acompañar al abuso de las apuestas. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.