Simulan el aumento del nivel del mar en las costas del mundo debido al calentamiento global

Una de las principales y más preocupantes consecuencias que puede tener el calentamiento global para la civilización actual es el aumento del nivel del mar debido al deshielo de los casquetes polares.

Si el hielo polar llegase a desaparecer del todo, el nivel de las aguas podría aumentar hasta en casi 70 metros, lo que implicaría la desaparición de grandes extensiones de tierra y muchas poblaciones pasarían a ser ciudades submarinas.

Aunque es prácticamente imposible que algo así suceda de la noche a la mañana, aplicaciones como FloodMap permiten «inundar» el mundo para simular sobre los mapas los efectos del aumento del nivel del mar sobre las costas actuales.

Precisamente eso es lo que han hecho en el blog «Fronteras», ilustrándonos cómo iría cambiando la fisonomía del planeta a medida que el agua fuese ganando terreno a la tierra firme.

Desde 1870, el nivel del mar se ha incrementado entre 10 y 20 centímetros. Si esa cifra subiera hasta los cinco metros, casi la mitad del territorio de los Países Bajos quedaría sumergida, después de que el Mar del Norte superara los diques y barreras de contención. Hamburgo y Bremen en Alemania, Amberes y toda la costa belga o Dunkerke y Burdeos en Francia también se inundarían. En España el agua borraría pueblos al sur de Barcelona, Huelva y una parte significativa de la provincia de Cádiz.

Con un aumento de diez metros, tres cuartas partes de los Países Bajos estarían ya bajo el agua, mientras que las Islas Maldivas, Tuvalu y las Marshall habrían desaparecido por completo, así como un 20% de Florida y las Bahamas. En Nueva York, el mar habría penetrado 200 kilómetros por el valle del Río Hudson hasta llegar a Albany.

Dos decenas de metros de subida del mar sumergirían el 90% de los Países Bajos y en Italia la inundación llegaría ya hasta Pádua. La crecida del Támesis habría convertido a Londres en una laguna salada y en España el valle del Guadalquivir estaría completamente inundado, por lo que Sevilla yacería bajo las aguas del Atlántico.

Con 66 metros de incremento en el nivel del mar, todo el hielo del mundo se habría derretido, ocasionando la pérdida de 13 millones de kilómetros cuadrados de territorio costero, en los que residían más de dos mil millones de personas.

Los Países Bajos, la mitad de Bélgica, casi toda Dinamarca, un 90% de Bangladesh, dos tercios de Camboya, prácticamente todo el territorio de Senegal y de Gambia estarían bajo las aguas. Ciudades como Estocolmo, Barcelona, Bosto, Nueva York Miami, Amsterdam, San Petersburgo, Roma, Florencia, Tokio, Lisboa, Marsella y Berlín, Colonia, Pekín, París, Buenos Aires o Bagdad habrían sucumbido también a la inundación.

En ese hipotético escenario, el mundo sería muy distinto al que hasta hoy hemos conocido. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.