Cristianos perseguidos de Corea del Norte piden oración

Líderes cristianos de la iglesia de Corea del Norte piden a los cristianos de todo el mundo que oren por el país ante la escalada de tensión de los últimos días.

La organización misionera Puertas Abiertas ha tenido contactos estos días con los líderes de la iglesia norcoreana, perseguida contundentemente por el régimen, pero que se calcula que está formada por unas 400.000 personas que actúan en la clandestinidad.

Según ha podido saber Puertas Abiertas por una fuente directa, la población norcoreana vive una situación prebélica excepcional. “Tenemos que cumplir con la batalla decisiva con una pistola en una mano y un martillo en la otra”, resumió un líder cristiano acerca del mensaje transmitido a la población por un “alto mando” del régimen.

“El ejército militar, la marina de guerra, las tropas de la fuerza aérea, las tropas estratégicas de cohetes, los guardias rojos y los guardias rojos juveniles ya están en modo de combate. Hay reuniones urgentes que se están llevando a cabo en todas partes, sin importar si es de día o de noche. En estas reuniones, los funcionarios deciden qué habrá que hacer en caso de que estalle la guerra y todos, incluidas las mujeres, tienen que estar listos para el combate”, explica un cristiano que debe guardar su anonimato.

Según estas fuentes, muchos coches en las carreteras están cubiertos ya con redes de camuflaje, de igual manera que los soldados, que acarrean armas y material de camuflaje.

El líder norcoreano, Kim Jong-Un emitió un comunicado a su pueblo, diciendo que “si estalla la guerra, será debido a las acciones de los EE.UU. y el comportamiento imperdonable de Corea del Sur, su títere, que terminará con una caída vergonzosa, y nuestro pueblo le dará la bienvenida al nuevo día brillante de la reunificación. Ha llegado el día de mostrar el poder militar de nuestra gran nación del mundo entero”, decía el presidente de la República norcoreana.

TEMOR POR LAS CONSECUENCIAS
Los cristianos y otros ciudadanos norcoreanos, sin embargo, temen las consecuencias de un posible enfrentamiento. “Mucha gente tiene prisa para comprar suministros de emergencia de alimentos y bienes de consumo diario, por si acaso. Los precios de los productos, incluidos los alimentos, están por las nubes”, dice un creyente en Corea del Norte.

Jerry Dykstra, portavoz de Puertas Abiertas en Estados Unidos, cuenta que “detrás de la retórica de la guerra y el posible lanzamiento de misiles nucleares está el sufrimiento y la persecución de los aproximadamente 200.000 a 400.000 cristianos en Corea del Norte”. Además, se estima que entre 60.000 y 80.000 cristianos están en campos de prisioneros.

Corea del Norte es el país que más persigue a los cristianos, señalado de esta forma durante 11 años consecutivos en la lista de Vigilancia Mundial de libertad religiosa elaborada por la organización. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.