líderes cristianos llaman a orar por victimas del atentado en Boston

Líderes cristianos en los EEUU respondieron rápidamente al atentado con bomba en la Maratón de Boston del lunes -que han dejado al menos tres muertos y más de 130 heridos- expresando su propio pesar por el atentado terrorista, y llaman a las oraciones de los cristianos.

“Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados” (Mt. 5:4)”, escribió el pastor David Fairchild, líder de la Iglesia Mars Hill de Seattle, en su blog en el portal web de su iglesia, poco después de los estallidos.

“Estoy profundamente apenado por los primeros informes sobre los dos estallidos ocurridos en la línea de meta de la Maratón de Boston”, dijo Fairchild. “Lamentablemente, en una fracción de segundo, personas y familias han sido destrozadas y cambiadas para siempre por esta terrible tragedia”.

"El arma más poderosa de que disponemos contra el mal es la oración llena de esperanza del pueblo de Dios. Únete a mí en la oración por los asistentes, así como a las familias de los afectados por este acto atroz. También, por favor, oren por los policías, los bomberos y el personal médico, que están tratando y protegiendo a las víctimas de este acto de maldad - ¡Qué Dios de a estos hombres y mujeres palabras útiles para ayudar a la gente lastimada!", escribió.

La Asociación Evangelística Billy Graham también recurrió a Twitter para pedir oración. "Continuemos orando por las víctimas del atentado en Boston, incluyendo a las dos familias que han perdido a sus seres queridos. Más adelante, agregó: "... llorar con los que lloran" Romanos 12:15".

El presidente de LifeWay Research, Ed Stetzer, también publicó una entrada en su blog el lunes.
"Los atentados de hoy en la línea de meta de la Maratón de Boston son inquietantes recuerdos del quebrantamiento en nuestro mundo caído", escribió Stetzer.

"Por supuesto, la tragedia es la vivencia diaria en muchas partes del mundo. Iglesias son bombardeadas regularmente en Nigeria... El violento tráfico sexual es real y cada vez mayor, y la pobreza es profunda y penetrante El mundo está roto. El pecado lo impacta todo", explicó. "Sin embargo, se nos recuerda en días como éste que nuestra esperanza está en un nuevo reino."

Stetzer continuó: "Un reino gobernado por un rey que regresa. Un reino sin más amenazas o atentados terroristas. No más pensamientos de muerte para mantenernos en la noche. Actualidad Evangélica AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.