Aumentan las denuncias por blasfemia en Egipto

A Rumany Murad le denunciaron dos colegas de profesión que aseguraban que había ridiculizado el Corán en una conversación privada en la biblioteca del sindicato de abogados. A Damiana Abdelnur fueron los padres de tres de sus alumnos, que sostenían que esta profesora de primaria había insultado al islam y había predicado el cristianismo en clase.

Las denuncias por blasfemia se han multiplicado en el último año en Egipto, donde las asociaciones de derechos humanos critican que se están instrumentalizando para coartar las libertades de expresión o conciencia, según publica ABC.es

Artistas, escritores, profesores, blogueros o cristianos coptos, sobre todo en el Alto Egipto, han sido objetivo de estas denuncias y procesados en juicios donde no se respetaron las garantías judiciales de los acusados, fueron intimidados y apenas pudieron defenderse. Muchos de ellos han acabado con penas de prisión o multas muy cuantiosas.

Esta misma semana, Damiana Abdelnur era condenada a pagar una multa de 100.000 libras egipcias –10.700 euros– en Luxor. Un alumno aseguró que durante una clase de «vida religiosa», la maestra, de 23 años y cristiana copta, había dicho que «amaba al padre Shenuda», el papa copto fallecido a principios de 2012, y que se tocaba el estómago o la rodilla cuando hablaba de profeta Mahoma.

El juicio tuvo que celebrarse bajo estrictas medidas de seguridad, mientras en el exterior decenas de islamistas exigían a gritos una condena más fuerte. Lo mismo pedían los abogados de la acusación, que consideraban que Abdelnur merecía un castigo por sus «ideas extremistas». La maestra se ha librado de la cárcel, pero la pena del pago de una multa no es un castigo menor: el salario de un profesor de primaria en Egipto apenas alcanza los 100 euros al mes. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.