Pastor de la iglesia Hillsong predica con hip hop

Carl Lentz, con la mitad de la cabeza afeitada, viste su atuendo habitual los domingos, con sus brazos tatuados es pastor de la Iglesia Hillsong de la ciudad de Nueva York, ofrece al menos seis sermones cada domingo en una sala de conciertos donde se han presentado U2 y Red Hot Chili Peppers, según el Diario de Yucatan.com.mx.

La gente se acomoda en cualquier espacio que encuentra y toma notas en sus iPhones mientras Lentz camina por el escenario aderezando su sermón con versículos de la Biblia, chistes, letras de canciones y jerga popular. “Si eres nuevo en nuestra iglesia, te amamos”, dice Lentz, de 34 años. “No te alarmes por las locuras que veas. En una ocasión alguien dijo: ‘Están locos todos en tu iglesia’, y yo pregunté: ‘¿Te has visto bailar borracho? No nos juzgues en la iglesia’”.

En los últimos años Nueva York se ha convertido en un imán para las nuevas iglesias evangélicas. En la actualidad hay 200 tan sólo en Manhattan, de acuerdo con Tony Carnes, del proyecto de investigación “Un viaje por las religiones de la ciudad de Nueva York”, y la de Hillsong es una de las que crece más rápido.

Después de dos años de actividades, se calcula que Hillsong congrega a 5,500 personas todas las semanas para los servicios del domingo. Multitudes en fila son una escena común en la Plaza Irving. Con frecuencia Hillsong debe añadir sesiones vespertinas, que bien pueden prolongarse hasta la noche. “Me he acostumbrado a ver sillas de bar y artículos de club donde tenemos la iglesia”, declara Lentz, quien añade: “Para mí ahora es la iglesia”.

Hillsong es más conocida por sus escenarios tipo concierto, donde se toca rock cristiano, hip hop y música de alabanza, con frecuencia atractivos para la feligresía más joven.

Hillsong no es la primera iglesia que intenta ganar una población joven, pero pocas han sido capaces de lograrlo como ella lo ha hecho, dice Carnes. Aun así, es susceptible a los vaivenes de cualquier iglesia progresiva y está latente el peligro de que la cultura moderna opaque el mensaje, advierte.

“Esta iglesia siempre es sólo acerca de Jesús”, advirtió Lentz en un reciente sermón.

El pastor rechaza hablar de los matrimonios entre personas del mismo sexo, un tema polarizador que los jóvenes evangélicos han dicho repetidamente que no desean sea algo en lo que se enfoque la iglesia. Muchos pastores evangélicos que inician iglesias en Nueva York evitan tratar el tema desde el púlpito, decisión que ha motivado críticas de sus líderes religiosos, que lo consideran uno de los más importantes para los creyentes tradicionales.

Lentz afirma que disfruta las críticas: “Me dan combustible para el fuego”. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.