Nueva ley en Texas podría castigar a quienes defienden la Biblia

Nueva ley en Texas podría castigar a quienes defienden la Biblia
EE.UU.- El Concejo Municipal de San Antonio, Texas, está revisando una propuesta que puede crear un peligroso precedente político en el que fue el país más grande de cristianos en el mundo". Este Consejo, está estudiando un proyecto de ley que puede discriminar y castigar a quien cree en la Biblia.

La propuesta lleva el título "contra el prejuicio" y el tema principal es el castigo a quienes manifiestan públicamente cualquier forma de prejuicio. Esto incluye también cualquier acción en contra los homosexuales, que serían un problema para quienes defienden la Biblia.

Los cristianos de la ciudad ya se movilizan, porque según los contenidos divulgados de la nueva ley, dice que cualquier persona que se enmarca en esta legislación NO puede, por ejemplo, participar en el gobierno de la ciudad.

El texto de la ley dice: "Ninguna persona puede ser nombrada en un cargo o tener un vínculo contractual, si la ciudad entiende que esa persona se ha dedicado a la discriminación o prejuicio, demostrado por palabra o acción, contra cualquier persona, grupo u organización, ya sea por raza, color, religión, origen nacional, sexo, orientación sexual, identidad de género, condición de salud, edad o discapacidad ".

Es decir, si un cristiano declara en un púlpito, en una radio o en la TV o en cualquier medio de comunicación que la homosexualidad es un pecado condenado por Dios, esta persona  puede responder en la corte. Sólo basta que un gay diga que se sintió ofendido y podrá abrir un proceso alegando prejuicio de "orientación sexual". También impediría que un cristiano comprometido pueda tomar cualquier cargo público en la ciudad, ya sea como asesor (consejero), alcalde, juez, fiscal o algo menos importante. Esto incluiría a las personas que hacen negocios o prestan servicios al municipio.

Los opositores del proyecto, en su mayoría líderes de las iglesias de la ciudad, argumentan que la propuesta viola los derechos a la libertad de religión, libertad de expresión, así como es contraria a la Constitución del estado de Texas.

El pastor Charles Flowers, de la Iglesia Faith Outreach, es uno de los líderes del movimiento que intenta detener la votación, según el sitio web OneNewsNow que el concepto de "prejuicio" es demasiado amplio y "puede significar cualquier cosa". El pastor Steve, de Iglesia Bautista en Village Parkway, dice que "los trabajadores públicos cristianos de la ciudad será muy afectados con esto".

El proyecto será votado el próximo mes, según publicó el Ayuntamiento de San Antonio. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.