Convierten a Hugo Chávez en "santo" y venden su imagen de yeso

Convierten a Hugo Chávez en "santo" y venden su imagen de yeso
VENEZUELA.- Seis meses después de la muerte del líder bolivariano Hugo Chávez, es recodado, pero en los altares, como un "santo" católico, con su imagen convertida en figura de yeso y por un Gobierno que ha convertido al fallecido presidente en "comandante supremo" e interlocutor de Dios.

El fallecido líder protagoniza oraciones y el "Chávez nuestro" no solo es el inicio de varios rezos sino también el nombre de un concurso convocado por el Ministerio de Cultura de Venezuela para premiar el mejor poema, canción y mural dedicado al llamado por el Gobierno "comandante supremo y eterno".

"Chávez nuestro que estás en los cielos" es, además, una serie de cortos animados del canal estatal VTV en la que se presenta al líder bolivariano desde un lecho de nubes hablando con Simón Bolívar, el guerrillero Ernesto Ché Guevara y otros ídolos de la izquierda venezolana.

Tiendas especializadas en venta de artículos religiosos en Caracas ofrecen la imagen de Chávez hecha en yeso de cuerpo completo, en busto mediano y en busto pequeño a precios que varían, según el tamaño, de 950 bolívares (150 dólares) a 80 bolívares (13 dólares).

El empleado de la tienda El Príncipe de los Arcángeles Albert Madrid dijo a Efe que empezaron a vender la figura del mandatario ante la insistencia de los clientes.

"Lo pedían casi desde que se murió, desde hace meses", aseguró a Efe el vendedor.

Y mientras tanto, casi a diario, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, a quien Chávez escogió como su sucesor cuatro meses antes de morir, insiste en sus discursos en que el propulsor de la revolución venezolana fue una suerte de nuevo Jesús.

"Nosotros sabemos que nuestro comandante ascendió hacia esas alturas y está frente a frente a Cristo, alguna cosa influyó para que se convoque a un papa suramericano, alguna mano nueva llegó y Cristo le dijo 'bueno llegó la hora de América del Sur', así nos parece", comentó Maduro. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.