Pastores culpan al deporte por la disminución de asistentes en cultos de los domingos

Casi 1 de cada 3 cristianos estadounidenses dijo que rara vez o casi nunca asistieron a los servicios religiosos en 2012, según una encuesta de Gallup.  Muchos pastores culpan a la secularización de los domingos, conducido por un culpable comúnmente percibido: el deporte de los niños.

El profesor Steve McMullin, profesor de la Universidad Teológica de Acadia,  ha encontrado después que entrevistó a líderes de las iglesias y miembros de congregaciones que han disminuido su asistencia. Su estudio, publicado por la revista Religious Research (Investigación Religiosa), demostró que los pastores identificaron "actividades de competencias" los domingos - eventos deportivos dirigidos por jóvenes - como la principal razón de la disminución de asistentes en los cultos de adoración del domingo, según publica Christianity Today.

En un lista de una encuesta del 2008  "lo que hace difícil para las personas que participan regularmente en [una] congregación", los pastores citan las siguientes escusas: la iglesia se encuentra muy lejos, el horario de los cultos se cruzan con el trabajo y el temor a la delincuencia (entre otras razones).

Pero el mayor obstáculo resulta ser la escuela de los niños y las actividades deportivas". Esto es cierto para las iglesias rurales, suburbanas y urbanas por igual.

McMullin dijo, que los deportes organizados es el enemigo público Nº 1 para las iglesias, que todavía representan un desafío simbólico: cómo involucrar a los miembros en una cultura cambiante.

"El domingo ha perdido su carácter sagrado para la mayoría de la gente", dijo McMullin. "Las iglesias deben preguntarse, 'Puesto que eso es cierto, cómo podemos responder?' "

En lugar de estar culpando a los deportes organizados,  las iglesias deben aprender a aceptar su valor, dijo John White, el nuevo director del Ministerio de Deportes de la Universidad de Baylor y programa de Capellanía.

Cuando se hace bien, el deporte de los niños pueden mostrar el valor del juego a una vida cristiana integral, dijo.

El deporte pueden enseñar la disciplina, la amistad, el trabajo en equipo y la ética si los cristianos se acercan a ellos también, añadió. White y su familia dejaron de asistir ocasionalmente a los cultos del domingo. Estos acontecimientos conducen a conversaciones sobre cómo puede el deporte formar el carácter pero no debe prevalecer sobre la iglesia.

Collin Sparks, director ejecutivo de Camp Ministries, dedicado a realizar campamentos de verano entre cristiano con temática de deportes, cree que los deportes pueden ayudar a enseñar la formación del carácter. Pero reconoce que los deportes también pueden representar los valores culturales fuera de lugar, que la iglesia debe contrarrestar.

"Las cosas de estimación en nuestra cultura — incluso en la iglesia — son el éxito, los logros, ser feliz," dijo. "Podemos dar miles de dólares para practicar esos deportes, pero no vamos dar 20 minutos para sentarse y leer la Biblia." AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.