Evangélico con cáncer terminal fue en camilla al matrimonio de su hija

Diagnosticado con cáncer terminal en la uretra, el evangélico luterano Scott Nagy, de 52 años, llegó al matrimonio de su hija en una ambulancia, a pesar de las limitaciones y acostado en una camilla, llevó a su hija al altar.  Los asistentes lloraron y aplaudieron la emotiva escena.

Scott  está hospitalizado desde agosto en el Hospital Universitario de Oncología Seidman, donde recibe tratamiento de quimioterapia. Los médicos ya le han dicho que no viviría mucho tiempo, según Daily Mail.

Dice que había prometido llevar a su hija, Sarah, de 24 años, hasta el altar el día de su boda. Incluso si tuviera que hacerlo acostado en una camilla.

El pasado sábado 12 llegó a la Primera Iglesia Evangélica Luterana de Strongsville en Ohio, para asistir al matrimonio y acompañar a su hija al altar para entregarla a su novio Angelo Salvatore.

Un médico y una enfermera se ofrecieron para acompañar a Scott. Ellos ayudaron a ocultar los cables de control de monitoreo. Para poder asistir a la ceremonia, Scott hizo un tratamiento diario para fortalecerse. El transporte en la ambulancia que lo llevó a la iglesia fue pagado por una empresa de transporte médico.

Scott, llegó al altar, besó a sus nietos que llevaban los anillos y saludó a los invitados. "Lo hicimos", le dijo a la hija. También le pidió que no llore porque podría arruinar su maquillaje. Muchos de los presentes lloraron y aplaudieron.

Según los informes, después de la ceremonia Scott regresó al hospital.

En una entrevista, Scott sólo dijo "no hay garantías en la vida, tenemos que aprovechar las oportunidades que Dios nos da". AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.