El osario del hermano de Jesús se expone en Israel

El osario del hermano de Jesús
El osario del siglo I, que contiene la inscripción en arameo "Jacobo, hijo de José, hermano de Jesús", es una nueva evidencia de la existencia de Jesús, aunque algunos arqueólogos dicen lo contrario.

El osario de piedra caliza es propiedad de Oded Golán, coleccionista de antigüedades de Israel, quien afirma que artefacto contiene la referencia más antigua a Jesús, según publicó el diario británico The Guardian.

"Esta es la evidencia más antigua que menciona el nombre de Jesús", dijo Golán, que compró el objeto en los años setenta, pero no se dio cuenta de su importancia hasta que un profesor de la Univesidad de la Sorbona, el especialista en paleografía André Lemaire, se percatara por casualidad mientras visitaba su colección.

Lemaire publicó los resultados de sus investigaciones en 2002 y el osario fue expuesto brevemente en un museo de Toronto, causando sensación por todo el mundo.

Los más escépticos en el mundo científico cuestionaron la autenticidad de la reliquia y en 2003, la Autoridad de Antigüedades de Israel designó un comité especial de expertos para estudiar el osario, que, por su parte, concluyó que se trata de una falsificación. Golán fue detenido y acusado de falsificar la mención de Jesús.

Exponen el osario del hermano de Jesús
Odeb Golán mostrando el osario.
Después de 10 años de investigación y del juicio penal contra el coleccionista, en 2012 Golán fue declarado inocente. A pesar de su absolución, todavía persisten las dudas acerca de la veracidad de las pruebas a su favor.

Christopher Rollston, profesor del Instituto Albright de Investigaciones Arqueológicas de Jerusalén, opinó que la segunda parte de la inscripción que menciona a Jesús se añadió en los tiempos modernos, "debido a las diferencias en la profundidad, la claridad y el espacio entre caracteres".

Sin embargo, otros expertos no parecen compartir ese punto de vista. «La inscripción está escrita en hebreo, con un instrumento afilado y creo que fue hecha por la misma mano. Es una inscripción auténtica», subrayó el profesor Gabriel Barkay de la Universidad Bar Ilán, citado por «The Guardian».

«No hay duda de que es antiguo y existe la posibilidad de que perteneciera al hermano de Jesús, Santiago el Justo, o Jacobo», señaló el propio Golán y citó como prueba pericial la presencia de la pátina, una costra biológica que se forma en objetos antiguos, en el interior de las ranuras de la inscripción.

Aunque el juicio de Golán terminó, las autoridades israelíes devolvieron el osario. Ahora el coleccionista planea exponerlo públicamente, junto con las opiniones que los expertos declararon durante su juicio, para que todos los interesados puedan decidir por sí mismos si dicha reliquia contenía realmente los huesos del hermano de Jesús. AcontecerCristiano.Net
Tecnología de Blogger.