Empresas podrán negar servicios si está en contra de sus creencias religiosas

Empresas podrán negar servicios si está en contra de sus creencias religiosas
Cámara de legisladores de Arizona.
EE.UU.- Legisladores de Arizona aprobaron un proyecto de ley, que permitirá a las empresas negar servicios a los clientes cuando dicho trabajo viole sus creencias religiosas, lo que movimiento críticos describen como una licencia para discriminar a los gays y otros.

Según el proyecto, un negocio tendría una defensa contra una demanda por discriminación, siempre y cuando la decisión de negar el servicio fuera motivado por sus creencia religiosa, "celebrada con sinceridad", y que la administración de dicho servicio hubiera cargado sustancialmente el ejercicio de sus creencias religiosas.

"La legislatura de Arizona envió un claro mensaje hoy: En nuestro estado cada uno es libre de vivir y trabajar de acuerdo a su fe", dijo Cathi Herrod, presidente del Centro para la Política conservadora de Arizona, que ayudó a escribir el proyecto de ley.

El proyecto fue aprobado por la Cámara estatal controlada por los republicanos con 33 representantes, un día después de que se obtuvo la aprobación similares en el Senado estatal. Irá a la gobernadora republicana Jan Brewer, quien no ha indicado si ella va a firmar el documento.

La Unión Americana de Libertades Civiles calificó la legislación como "innecesaria y discriminatoria", diciendo que no tenía nada que ver con Dios o la fe.

"¿Qué proyecto de ley actual hace es permitir que los particulares y las empresas que utilizan la religión para discriminar, enviando un mensaje de que Arizona es intolerante y poco acogedora", dijo Alessandra Soler, director ejecutivo de la ACLU de Arizona.

La ley de Arizona es considerado por la crítica como un ataque a los derechos de gays y lesbianas a la igualdad ante la ley en un momento en que activistas de los matrimonios entre personas del mismo sexo han mellado varias victorias en los tribunales en los últimos meses.

El representante estatal Eddie Farnsworth dijo que el proyecto estaba siendo injustamente retratado como discriminatoria y que sólo hizo "pequeños ajustes" a la ley estatal actual.

"Esto no es más que proteger la libertad religiosa que es reconocido, defendido y apoyado en la Primera Enmienda que los fundadores querían, nada más", dijo. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.