Misionero Kenneth Bae no será liberado de prisión norcoreana

Kenneth Bae preso en Corea del Norte
Kenneth Bae, ciudadano estadounidense de origen surcoreano, seguirá encerrado en un campo de trabajos forzados. Es lo que ha asegurado Hyun Hak Bong, embajador de Corea del Norte en el Reino Unido en una entrevista a la cadena “Sky News”.

Bae, que operaba tours turísticos por Corea del Norte (había hecho más de una decena de este tipo de viajes), fue detenido en noviembre de 2012 bajo acusaciones de intentar “derrocar el Estado”. El embajador del régimen en el Reino Unido, Hyun Hak Bong, asegura ahora que cumplirá la sentencia completa.

Se trata del castigo más duro que la dictadura, ahora liderada por Kim Jong-Un, ha infringido a un ciudadano extranjero. El destino del prisionero (que se une a miles de otros cristianos norcoreanos encarcelados y humillados en el país), ha levantado un conflicto diplomático entre EEUU y Corea del Norte.

Hyun Hak Bong ha explicado en una inusual entrevista televisiva con la birtánica Sky News : “A veces hay ocasiones para el perdón, pero no sé ni puedo prever que Kenneth Bae vaya a ser perdonado. Debería finalizar su pena de acuerdo con los crímenes contra la República Democrática Popular de Corea”.

A las preguntas de si sus gestiones podrían solucionar el caso, añadía: “No puedo interferir en el sistema legal”. “Cuando se hace un juicio, se ha hecho un juicio”, concluía.

El diplomático del país más peligroso del mundo para practicar la fe cristiana,  incluso llegó a negar que en Corea del Norte haya campos de trabajo forzado, pese a la abundante evidencia que se conoce sobre los centenares de miles de disidentes que malviven en estas prisiones inhumanas.

La familia de Kenneth Bae habla de él como un empresario con un corazón por Corea del Norte, un cristiano de convicciones firmes que quería hacer llegar el mensaje cristiano a ese país. Creó la empresa “Nations Tours”, con la que viajaba con grupos de turistas al país comunista. Por su parte, los medios de comunicación de EEUU consideran directamente a Bae como un misionero cristiano, que habría sido detenido al encontrársele Biblias y otra literatura cristiana.

Tras su detención del 2 de noviembre de 2012, los tribunales norcoreanos acusaron a Bae de estar creando bases en China para intentar derrocar el gobierno norcoreano desde allí. Habría inducido a ciudadanos del propio país a esta causa, llevando a cabo una “campaña maligna de calumnias” contra el régimen.

Protestante Digital, CNN, CBS News, AcontecerCristiano.Net
Tecnología de Blogger.