Prohíben a entrenador de fútbol orar con sus jugadores

Entrenador de fútbol americano orando con jugadores
EE.UU.- Un entrenador de fútbol americano, ha sido prohibido de orar con los jugadores del equipo, tras una denuncia de una organización prominente activista ateo.

Funcionarios del distrito escolar de Mooresville, en Carolina del Norte, dijeron recientemente al entrenador de fútbol Hal Capps, que deje de orar con el equipo de los Blue Devils, y Capps ha decidido suspender la práctica.

La Fundación para la Libertad Religiosa (FFRF), con sede en Madison, Wisconsin, se puso en contacto con las autoridades del distrito el pasado otoño, después de enterarse de la práctica de Capps y afirmó que las oraciones eran ilegales. Según los informes, uno de los padres de un estudiante, se había quejado a la organización, afirmando que no les gustaba la promoción de la religión.

"Es una violación de la Constitución por el entrenador de fútbol, participar o dirigir oraciones u otros proselitismo religioso, antes, durante o después de los juegos y prácticas", escribió Patrick Elliott, de FFRF, al fiscal de distrito Kevin Donaldson. "Está bien establecido que las escuelas públicas, y por extensión a los funcionarios de las escuelas públicas, no podrán adelantar o promover la religión".

A pesar que Capps ha dejado de realizar las oraciones, varios miembros del equipo están ahora expresando su apoyo al entrenador y su desaprobación con la FFRF. Muchos comentarios ha favor del entrenador se publicaron en las redes sociales.

"Capps es el mejor entrenador que he tenido, yo ahora juego mejor que cuando empecé hace un año con el entrenador", escribió un miembro del equipo por Twitter.

Los residentes locales igualmente apoyaron en gran parte el entrenador. "Creo lo que dice la Biblia", dice Belvin Sherrill. "Molesta a algunas personas que uno haga de acuerdo con sus creencias pero no tienen en cuenta que también tiene derechos".

"Creo que los hombres, como el entrenador, deben ser capaces de orar con sus jugadores o con cualquier otra persona que quiere también", escribió un residente. "Ese es nuestro derecho, nosotros, como cristianos, hemos permanecido sin decir nada demasiado tiempo". AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.