La Biblia es el documento más históricamente exacto de todos los tiempos

La Biblia es el documento más históricamente exacto de todos los tiempos
El pastor, Chad Hovind, de la iglesia Horizon Community, con más de 5.000 miembros, en Cincinnati, Ohio, quiere ayudar a los cristianos a comprender mejor por qué la Biblia es "el documento más históricamente exacto de todos los tiempos".

Según Hovind, la visita del conocido predicador Josh McDowell a su iglesia, ha ayudado a muchas personas a "abrir los ojos" quedando fascinados por lo que vieron. El autor de "Más que un Carpintero", utilizó en sus conferencias un rollo antiguo con los primeros cinco libros de la Biblia (Torá) de unos 500 años de antigüedad. Se les permitió a los presentes que tocaran  y examinaran el rollo. Luego explicó que este era uno de los pocos manuscritos completos de la Torá que quedan en el mundo que no está en ningún museo.

Durante su presentación, mostró cómo eran las técnicas detalladas de los antiguos escribas judíos para asegurarse de que la Biblia que tenemos hoy en nuestras manos esté libre de errores.

Para McDowell, los constantes intentos de atacar la credibilidad histórica de la Biblia son la amenaza más común, ya que es el fundamento de la fe cristiana. Lamentó que incluso que algunos cristianos creen en "tonterías" destinada a desacreditar a la forma en que el texto bíblico ha sido transmitida de generación en generación.

El pastor Hovind enfatiza que las explicaciones de McDowell hicieron que muchos de los presentes piensen en la forma como ven las Sagradas Escrituras y que estas verdades deberían ser más divulgadas. Para este fin, hay planes de producir un DVD con este material, para transmitir el conocimiento a otras personas.

El rollo que McDowell utiliza para enseñar, fue copiado por escribas alrededor del año 1450 DC. Tiene un gran valor histórico porque en esa época era muy común que se prohibiera material religioso de este tipo y, a menudo eran quemados como resultado de la persecución de los judíos por la Iglesia Católica.

El compromiso de copiar las Escrituras era una tarea sagrada. Había miles de métodos de control de calidad para garantizar su fiabilidad. Los escribas se vieron obligados a memorizar más de 4,000 leyes antes de empezar a escribir.

Cada letra copiada obedece a un sistema de verificación de tres escribas. Después que uno escribía, otro verificaba cuidadosamente cada letra y un tercer escriba comprobado el trabajo final. La mayoría de las copias completas de la Torá eran de aproximadamente 70 metros de largo y llevaban más de tres años para terminar. Al término, los tres escribas comprobaban el documento antes que se pueda utilizar.

Las Escrituras eran confirmadas por medio de un rollo de papel que servía como certificado de que seguía todos los procedimientos necesarios, incluido la verificación de los tres escribas y sistema de conteo para la confirmación.

Hasta hoy, no se conoce en la historia de la humanidad ningún proceso de copia con el tamaño de compromiso como el control de calidad. Hovind y McDowell quieren hacer hincapié a los lectores de la Biblia y también a sus críticos, que no es verdad que las antiguas historias de las Escrituras fueron alteradas con el paso del tiempo, pensar en eso sería una tontería. AcontecerCristiano.Net
Tecnología de Blogger.