Pastores defienden inocencia de David Yonggi Cho al afirmar que fue engañado por su hijo

La noticia de que el pastor David Yonggi Cho fue sentenciado a prisión por malversación de fondos sorprendió a la comunidad cristiana mundial. Conocido por sus libros y por haber fundado la iglesia  con más miembros del mundo, estaba ausente de los púlpitos por más de cinco años.

Muchos pastores están saliendo en defensa de Yonggi Cho. Bob Rodgers, pastor del Centro Evangélico de Oración Mundial, en Kentucky, quien es muy amigo de Cho desde hace más de 30 años. Él emitió una "carta abierta", dando mayores detalles sobre el caso, pues cree que muchas informaciones equivocadas ha sido divulgadas.

Hee-Jun es el hijo mayor de Cho, fue juzgado el mismo día y condenado a tres años de prisión. Salió del tribunal directamente a la prisión y ya está cumpliendo su condena. Para Rodgers, él es el culpable de haber engañado a su padre.

"Cho, tiene tres hijos. El segundo y el tercero son muy activos en el trabajo del ministerio relacionados con la iglesia. Pero el hijo mayor siempre dio problemas a la familia. Se casó cuatro veces por lo que estuvo involucrado en escándalos con mujeres famosas en Corea. Además, había cumplido una condena por fraude en el área de inversiones y malversación de fondos. Su vida de escándalos siempre ha sido una vergüenza para su familia y la iglesia", afirma el pastor Rodgers.

Fue Hee-Jun, quien le vendió a la iglesia 250.000 acciones a un precio cuatro veces superior al valor de mercado. Eso fue en el 2002, cuando Cho fue el pastor de la iglesia. Confiar en la palabra del hijo fue un gran error. El pastor Cho no leyó los cientos de páginas de documentos, sólo se presentó ante el consejo de la iglesia y firmó el documento. "Él nunca recibió ningún dinero de la transacción", explica el pastor Rodgers quien está pidiendo que la gente no juzgue a un hombre de Dios que fue engañado por su hijo.

Sin embargo, El Ministerio Público de Corea del Sur, presentó una versión diferente en la cual un grupo de líderes de la iglesia de Yoido dijo que el pastor estaba consciente y fue cómplice del fraude. Afirman que el pastor Cho, intentó ayudar a su hijo a recuperarse de las enormes pérdidas que tuvieron en el mercado de valores.

Cho pidió predicar y explicar ante la iglesia el domingo pasado. En su sermón, Cho dijo que el día más difícil de sus 50 años de ministerio fue cuando se enteró de la decisión del tribunal.

"A través de este sufrimiento, he aprendido una gran lección. No debemos dedicar mucho tiempo buscando posesiones…nivel social, fama, autoridad, dinero… todas estas cosas se pueden perder… Mantengo mi fe en Dios que justifica a los pecadores a través de Jesucristo. Si Dios me llevara, yo todavía no podría entrar en el reino de Dios", dijo Cho. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.