Un equipo científico da el primer paso hacia la vida artificial

Un equipo de científicos internacionales ha creado el primer «cromosoma de diseño» a partir de levadura sintética, lo que supone un avance fundamental en el área de la biología sintética, según un estudio publicado ayer en la revista Science.

Los investigadores, liderados por Jef Boeke del Langone Medical Center de la Universidad de Nueva York, generaron la primera copia artificial de un cromosoma de levadura y mantienen que el esfuerzo global de su equipo también marca uno de los avances más significativos en genética de la levadura desde 1996, año en que los científicos trazaron todo el código de ADN de levadura, informa EFE.

En una investigación que ha contado con esfuerzos de científicos en Estados Unidos y Europa, y que se ha prolongado durante más de siete años, los científicos lograron cortar, dividir y manipular el ADN de la levadura utilizada para hacer cerveza hasta conseguir el primer cromosoma fabricado íntegramente en un laboratorio.

Los científicos comenzaron con los fragmentos disponibles de ADN y los fueron añadiendo a otros mayores, y los agregaron luego a células de levadura, de manera que finalmente consiguieron producir una versión totalmente artificial del cromosoma.

El logro es considerado un gran hallazgo dentro de la biología sintética, que busca diseñar organismos desde sus principios más básicos.

Aunque se había logrado ya construir cromosomas de bacterias y virus, esta es la primera vez que se crea un cromosoma para un organismo eucariótico, que son más complejos (están compuestos por células con núcleos diferenciados y citoplasma organizado).

De este modo, este primer cromosoma sintético permitirá avanzar en la investigación para producir nuevas medicinas y también biocombustibles.

Lo que el equipo de Boeker ha hecho ha sido ensamblar un cromosoma completo juntando 273. 871 fragmentos de ADN. Su trabajo se sustenta en el de Craig Venter, que en 2010 generó una bacteria cuyo genoma completo había sido compuesto artificialmente añadiendo pequeñas modificaciones como citas de James Joyce o correos electrónicos. Aquel hallazgo tuvo un impacto mundial y originó todo tipo de discusiones ajenas a la ciencia, incluida la duda de si Venter estaba jugando a ser Dios.

El primer logro de Boeker ha sido ser más comedido y desvincularse de la vida artificial para vender su hallazgo. «Nuestro trabajo ha movido la aguja de la biología sintética de la teoría a la realidad», ha dicho el investigador en una nota de prensa facilitada por su universidad. En la práctica el investigador ha aplicado los mismos principios que Venter para modificar un ser mucho más complejo.

Las bacterias que usó Venter, Mycoplasma mycoides, tienen un solo cromosoma y no tienen núcleo. La levadura, en cambio, tiene 16 cromosomas y pertenece al gran grupo de los eucariotas, que engloba a todos los seres vivos con núcleos celulares al que pertenecemos todos los animales incluidos los humanos. De hecho, las levaduras comparten en torno a un tercio de sus 6.000 genes con los humanos. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.