El Papa Francisco afirma estar dispuesto a bautizar a extraterrestres

Iglesia Católica y los extraterrestres
El Papa Francisco ha dicho que estaría dispuesto a bautizar extraterrestres si fueran a pedirlo al Vaticano. "¿Quiénes somos nosotros para cerrar las puertas?", preguntó el Francisco.

En la homilía de este lunes, dedicada a los conceptos de la aceptación y la inclusión, Francisco recordó una historia de la Biblia acerca de la conversión de los primeros paganos al cristianismo, informa Radio Vaticano.

Dijo que el catolicismo es una iglesia de "puertas abiertas", y que correspondía a los cristianos a aceptar el Espíritu Santo de manera "impensable" e "inimaginable".

Al describir cómo, según la Biblia, Simón Pedro fue criticado por los cristianos de Jerusalén por hacer contacto con una comunidad de paganos "inmundos", Francisco dijo que era el momento de hacer también lo "impensable".

"Si, por ejemplo, mañana una expedición de marcianos viene aquí y uno dice: 'Quiero ser bautizado', ¿Qué pasaría?", dijo el Papa Francisco. Para aclarar que estaba hablando de extraterrestres, el Papa insistió: "marcianos, ¿verdad? Verde, con largas narices y orejas grandes, como en los dibujos de los niños".

Francisco dijo que el cristianismo había luchado desde sus primeros tiempos con la tentación de rechazar "la presencia viva de Dios" en diversas formas. Sin embargo, agregó: "Cuando el Señor nos muestra el camino, quiénes somos nosotros para decir: '¡No, señor, no es prudente! No, vamos a hacerlo de otra manera'. ¿Quiénes somos para cerrar las puertas?".

Esta no es la primera vez que el Vaticano plantea la posibilidad de bautizar a los seres extraterrestres. En su intervención en el Festival de Ciencia británico en 2010, uno de los astrónomos cercanos del papa Benedicto XVI dijo que bautizaría a un extraterrestre "si se lo piden".

Aunque aceptó que las posibilidades eran escasas, Guy Consolmagno dijo: "Cualquier entidad, no importa cuántos tentáculos tenga, tiene un alma". AcontecerCristiano.Net
Tecnología de Blogger.