Terapeuta cristiana es suspendida de trabajo por orar por compañera

Terapeuta cristiana suspendida por orar por compañera
INGLATERRA.- Una mujer cristiana que trabaja como terapeuta ocupacional, ha sido suspendida por haber orado por su colega musulmana, a pesar de que esta le pidió que le hablase de su fe.

Victoria Wasteney, jefe del departamento de terapia ocupacional del Servicio Nacional de Salud en Londres, oró por su colega musulmana recién titulada, después de que ella le contó su preocupación por su salud. Cuando Wasteney se ofreció a orar por ella, la musulmana aceptó y respondió: "ok", según publica Urban Christian News.

Poco tiempo después, su colega musulmana elevó una queja contra ella, quien fue llamada ante el director al día siguiente y fue suspendida de sus labores por nueve meses, además quedó pendiente de una investigación.

Su colega se había quejado, pero era ella la que siempre le pedía a Wasteney que le hablara sobre su fe.

"Inmediatamente hubiese dejado de orar por ella si hubiera sabido que esto le estaba molestando, pero ella siempre me preguntaba sobre mi fe y siempre me pedía seguir haciéndolo", dijo Wasteney.

En una audiencia disciplinaria, se resolvió que Victoria era "culpable" de tres delitos: orar por su colega, invitarle a su iglesia, y obsequiarle un libro cristiano titulado "Me Atreví a llamar al Padre", la historia de una niña musulmana que se había convertido al cristianismo. Wasteney le había regalado el libro a su colega musulmana, momentos antes que fuese al hospital para recibir tratamiento por su salud.

La sanción contra Wasteney se hizo a pesar de que la demandante no asistió a la audiencia disciplinaria y uno de los testigos dijo que fue presionado para hacer declaraciones en contra de la mujer cristiana.

"Me temo que he caído en una trampa que mi colega preparó, porque siempre me pedía que le hablara de mi fe", dijo Wasteney.

Añadió, que para los cristianos es difícil encajar en un cargo de confianza, mientras que para los musulmanes le dan todas las facilidades, sin tener en cuenta la capacidad del personal.

"Es indudable que existe desigualad de trato entre el personal cristiano y musulmán, independientemente de los descansos asignados, los musulmanes pueden rezar cinco veces al día, que yo no me opongo, pero a los cristianos se les niega permiso para ir a la iglesia los domingos o el permiso para orar después del almuerzo o reunirnos para adorar.

Wasteney apelará la decisión basada en la Ley de Igualdad británica sancionada en 2010 alegando discriminación y acoso por motivos religiosos y de creencias. AcontecerCristiano.Net
Tecnología de Blogger.