"El cielo no es para los cobardes", afirma Franklin Graham

Franklin Graham predicando
Franklin Graham ha desafiado a los que tiene miedo hablar sobre las enseñanzas morales señaladas en la Biblia, diciendo que "el cielo no es para los cobardes!".

En un reciente evento realizado en Washington, DC, hace referencia a un pasaje bíblico, donde Dios advierte lo que el mundo enfrentará algún día: "Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre". (Apocalipsis 21:7-8).

“Los cristianos no pueden ignorar partes de la Palabra de Dios solo porque son impopulares o causan división. Nuestra misión es proclamar a Cristo y todo lo que Él representa. Esto es de lo que se trata la presencia de la iglesia en el mundo. Nosotros sinceramente, no podemos proclamar la verdad del amor de Dios ignorando que Él odia el pecado. Su amor derrama el remedio para el pecado que tiene atrapada a la humanidad en la esclavitud. Se encuentra en su inmerecida gracia, el regalo de la Salvación. Por esta razón, el Evangelio debe ser predicado, como lo demostró el apóstol Pablo",dio a Charisma News.

"Porque no me avergüenzo del Evangelio de Cristo, porque es el poder de Dios para Salvación a todo aquel que cree... (Rom. 1:16). Lo que sigue inmediatamente a esta audaz declaración demuestra la importancia de todo el mensaje de Dios a la raza humana".

"Seguidores de Jesucristo, y especialmente los pastores y líderes de la iglesia, tienen la responsabilidad de decir la verdad de las Escritura, llamando lo que es pecado, y reconociendo que siempre ha reinado en el corazón de la raza humana. No es peor hoy que fue "en el principio". Después de todo, el pecado trajo la caída y luego el gran diluvio porque "la maldad del hombre era grande en la tierra" (Gén. 6:5). No es sólo un debate sobre el aborto o la homosexualidad; todo pecado es inmoralidad, y toda la inmoralidad es malvada. En EE.UU. hoy estamos experimentando una sequía épica. No es sólo la incomprensión básica de la Palabra de Dios; es la ausencia de la Palabra de Dios completa".

"Los cristianos están llamados a rechazar la aceptación de pecado en todas sus formas, no porque somos personas perfectas, sino como un testimonio de la transformación que Dios trae a una vida que se entregó a Él, lavado por la sangre de Cristo y revestida en su justicia. Debemos ser resistentes frente a las críticas o cualquier forma de persecución. Si nosotros no demostramos una valentía piadosa para mantenernos firmes en la fe, no podremos vencer el espíritu seductor de Satanás que se está apoderando del mundo".

"Si nosotros, como pueblo de Dios, nos negamos a hablar contra el pecado porque hará que otros se incomoden, entonces somos cobardes. Estamos llamados a dar la alarma, advirtiéndoles que Dios exige obediencia a su ley perfecta, que fue diseñada para el bien de la raza humana. La asombrosa verdad es que la ley de Dios trae satisfacción. "La ley del Señor es perfecta... regocija el corazón" (Salmo 19:7-8). Aquellos que rechazan esta verdad revelan que no lo conocen", dijo. AcontecerCristiano.Net
Tecnología de Blogger.