Ex musulmana se convierte al cristianismo y familiares la asesinan

Ex musulmana se convierte a Cristo
Una mujer cristiana murió quemada en una explosión en la cocina, provocada por sus propios familiares, por haber dejado el Islam para convertirse al cristianismo.

La mujer, a quien llaman Nazeera, estaba preparando el desayuno a las 9 de la mañana, cuando vertió aceite en una sartén caliente, el líquido estalló y la botella explotó.

Saeed, esposo de Nazeera, cuenta que al escuchar los gritos de su esposa, salió corriendo y la encontró envuelta en llamas. "No podía ni siquiera hablar para preguntarle qué pasó. Todo lo que podía pensar era en apagar el fuego y luego llevarla al hospital", dijo a Morning Star News.

Unas dos semanas más tarde, Nazeera, de 33 años, murió a consecuencia de sus quemaduras. Cuando Saeed regresó a su casa en un pueblo (no revelado por razones de seguridad), un pariente le dijo lo impensable. los familiares de la mujer habían tomado el aceite vegetal de la botella y lo reemplazaron con gasolina.

Saeed sabía la razón. Hace muchos años, los dos se habían convertido al cristianismo y se negaron a volver al Islam. Después de vivir en la clandestinidad en Yemen desde hace varios meses, Saeed tomó la decisión de huir a otro país. Antes del ataque, Saeed y su esposa ya habían decidido huir de sus familias y del país musulmán. Ellos ya tenían sus papeles para viajar dos días antes que la botella explotara.

Cuando Saeed fue a la policía en busca de ayuda, los agentes le dijeron que trajera testigos que pudieran testificar, acerca de la supuesta conspiración para sabotear la botella de aceite de cocina. Sus hijos sólo vieron la explosión y no podían testificar en relación con el sabotaje, y familiares de Saeed se negaron a declarar contra los presuntos conspiradores, sus propios familiares.

Saeed enterró a su esposa y trató de vender todo lo que tenía en su casa, pero los miembros de la familia se lo impidieron. Inicialmente sus cuatro hijos vivían en la casa de su madre después del ataque, pero en secreto se los llevaron a otro país, antes que los familiares se lo quitaran.

La esposa de Saeed fue secuestrada, al menos tres veces en tres años, por sus propios familiares con la esperanza de convencerla dejar "al infiel" y volver al Islam. "Pero ella decía que quería estar conmigo, porque cree lo que yo creo", dijo Saeed.

"Pedimos a la gente que ore por nosotros, ya que estamos solos en este nuevo lugar", dijo Saeed, que logró salir de Yemen con sus hijos. "Oren por mis hijos, ahora soy su madre y padre para ellos y único amigo. Quiero que la gente sepa que por ningún motivo dejaremos de creer en Jesucristo, incluso si nos cortaran en pedazos". AcontecerCristiano.Net
Tecnología de Blogger.