Persecución contra cristianos por compartir el Evangelio en Uzbekistán

Hombre cristiano enseña la Biblia a una anciana
Los medios estatales oficiales de Uzbekistán continúan su campaña contra las comunidades religiosas, teniendo como blanco en particular a los cristianos evangélicos, acusándoles de convertir a niños al cristianismo.

Han aparecido varios informes y artículos que demuestran los ataques a personas que exigen el derecho a la libertad religiosa. Además, a estas víctimas se les niega el derecho a responder a cualquier noticia que contengan contenidos calumniosos y difamatorios no fundamentados contra la fe cristiana.

En un caso particularmente revelador, un juez multó a cristianos basándose en información falsa que se encuentra en una serie de artículos en diversos diarios del país. En términos más generales, a los periódicos les gusta alegar que quienes practican la fe usan técnicas de lavado de cerebro para "convertir a los niños en zombis".

Los ataques de los medios y la prensa en Uzbekistán son tan comunes que parecen ser parte de una estrategia de las autoridades uzbekas para minar la libertad religiosa y de culto, ya sea por creyentes individuales o por comunidades enteras. Esta estrategia, explican los expertos, está dirigida a controlar a la sociedad.

Los informes inexactos o falsos y la imposibilidad de las víctimas de responder a los ataques han creado una cultura de impunidad para los funcionarios del gobierno y sus funcionarios.

La situación se basa en la censura gubernamental de todas las fuentes de información, incluida la incautación y la prohibición de textos y otros materiales relacionados de algún modo con la fe o la libertad religiosa.

Los últimos casos de ataques de la prensa contra las religiones ocurrieron en los últimos dos meses, involucrando a dos comunidades Bautistas y la Iglesia de la Vida Eterna.

En un caso, Forum 18 informa, que el periódico 12news publicó varios artículos difamatorios contra los cristianos, cuya única culpa era exigir el derecho a practicar su religión.

Antes de eso, otro periódico, Oltin Vodiy , había atacado a cuatro miembros de una comunidad protestante en la región de Navoi, llamándolos "almas perdidas". Después de que el artículo salió con los nombres y direcciones de los cuatro cristianos, perdieron su trabajo, dijeron fuentes cristianas locales.

En un país donde los musulmanes sunitas constituyen el 88 por ciento de la población y los cristianos representan el 8 por ciento, las restricciones gubernamentales a la libertad religiosa son una característica normal. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.