Evangelista con cáncer afirma que "ángeles" aliviaron su dolor en hospital

Ex musulmán convertido a Cristo Nabeel Qureshi con cáncer
EE.UU.- Un ex musulmán convertido a Cristo, que lucha contra el cáncer, contó de una experiencia única, de cómo Dios envió ángeles para consolarlo, en el momento que sentía "el peor dolor" que jamás había sentido en toda su vida.

Nabeel Qureshi, es apologista cristiano, que en los últimos años ha servido en el Ministerio Internacional Ravi Zacharias, está internado en un hospital, recibiendo tratamiento contra cáncer de estómago..

Qureshi, desde la cama de un hospital, dijo que hace una semana, los médicos le pusieron un stent (pequeño tubo de malla de metal), dentro de de su cuerpo, que le permitiera comer.

"Fue un procedimiento de emergencia, porque no había comido por más de una semana", dijo el autor del libro "Buscando a Alá, encontré a Jesús".

Sin embargo, a la mañana siguiente, el stent se desprendió del estómago de Qureshi y llegó hacia el esófago, causándole un intenso dolor. "Se imagina un tubo de 14 cm atascado en la garganta, eso es lo que me estaba pasando. Comencé a vomitar sangre mientras me trasladaban a emergencia".

"Me dolía mucho, el dolor era muy fuerte que nunca había sentido antes. Era tan intenso que parecía que algo dentro de mí estaba por explotar", dijo a Gospel Herald.

Mientras que el ex musulmán atravesaba por esta experiencia dolorosa, sucedió algo asombroso. "Mientras estaba pasando por el peor dolor ... no me di cuenta que oía voces de tranquilidad. No sé si sólo fue mi cabeza por sentir este tremendo dolor, o si el Señor me hablaba, o si los ángeles estaban susurrando seguridad", y agregó: "Pero sentí una presencia que, a pesar que no estaba físicamente allí, sólo sabía que había una presencia allí".

El evangelista compartió: "Mis amigos vinieron a orar por mí, mientras ellos oraban por mí, sentí que pusieron sus manos sobre mi cabeza y mi estómago. Entonces abrí los ojos y vi que ellos estaban orando de pié junto a mí y no me tocaron con sus manos. Pero yo sentí manos en la cabeza y en el estómago. Yo pensé, "¿es el Señor el que me envía Ángeles?"".

Basándose en su experiencia, Qureshi dijo que, "sabe con certeza que cuando uno está pasando por lo peor de todo, Dios estará allí y Él enviará su consuelo, ya sea a través de ángeles o a través de su propia voz. El Señor estuvo allí junto a mí, y no creo que sea alguien muy especial, así que creo que Él estará allí para usted, si usted está pasando por algo así". AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.