Iglesias crecen más cuando se comparte el Evangelio de manera personal

EE.UU.-  Las iglesias pequeñas que se esfuerzan por compartir el mensaje de Jesucristo, por medio del evangelismo personal, son las que más crecen y es en donde los nuevos convertidos se mantienen más tiempo.

El estudio fue realizado por LifeWay Research y fue patrocinado por once denominaciones, en colaboración con el Centro Billy Graham, Wheaton College y el Centro Caskey para la Excelencia de la Iglesia del Centro Teológico Bautista de Nueva Orleans.

"La encuesta telefónica se hizo a 1.500 pastores de pequeñas iglesias evangélicas con menos de 250 miembros. Se les preguntó cuántos nuevos convertidos tuvo la iglesia en los últimos 12 meses y si esos conversos permanecieron en la iglesia después de que llegaron a la fe", explica el estudio.

"Los investigadores compararon el 20% de las iglesias con convertidos que más permanecieron, con el 50% del menor número de convertidos que permanecieron".

Éstos son algunos de los resultados entre los pastores de iglesias con más conversos que permanecieron.

- El 93% dijo que su iglesia realiza acciones de evangelismo por lo menos cada seis meses.

- El 92% dijo que oyen informes de los miembros de la iglesia que evangelizan de manera personal y comparten su fe con los no cristianos.

- El 68% de los pastores ofreció clases a los nuevos asistentes al menos cada seis meses.

- El 66% pide una vez por semana a los visitantes que hagan un compromiso con Jesús, después de explicarles el Evangelio.

- El 57% separa tiempo en su calendario, por lo menos una vez por semana, con el propósito de compartir su fe con los no cristianos.

El 51 por ciento asiste a la capacitación en evangelismo personal por lo menos cada seis meses.

La conclusión es que las iglesias con mayor tasa de permanencia de los nuevos convertidos son las que hacen un esfuerzo continuo para evangelizar. Esto incluye llamamientos en los cultos para “recibir a Jesús” e involucrarse con las comunidades alrededor de los templos. Otro factor importante en la retención de convertidos fue la realización de clases de discipulado por lo menos cada seis meses.

Scott McConnell, director ejecutivo de LifeWay, dice que, aunque parezca obvio, “invitar a no cristianos que vengan a la iglesia, compartir el Evangelio con ellos, acompañarlos y enseñar que hagan lo mismo con otros genera crecimiento”. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.