Billy Graham: "Sin la ayuda de mi esposa, mi ministerio habría sido imposible"

Billy Graham y su esposa Ruth
EE.UU.- El evangelista Billy Graham apreció mucho la colaboración de su esposa Ruth en el ministerio, tanto así que aseguró que si no hubiera sido por su ayuda, no habría sido posible su trabajo como evangelista.

La Asociación Evangelística Billy Graham, compartió momentos memorables de Billy Graham y su esposa Ruth, un matrimonio que duró 63 años y que acabó con la muerte de Ruth en junio de 2007.

Pasar tiempo en casa de Billy y Ruth Graham siempre fue importante. La chimenea lleva una inscripción en alemán que decía: "Fortaleza poderosa es nuestro Dios". Su hogar estaba dedicado a Dios, y esta frase fue un poderoso recordatorio.

Durante los años del ministerio, la ayuda de Ruth fue vital para Billy. "Sin la ayuda y el aliento de Ruth a lo largo de los años, mi propio trabajo habría sido imposible", dijo Billy Graham en una oportunidad, y agregó: "Fuimos llamados por Dios como un equipo".

Billy Graham y Ruth McCue Bell se casaron el 13 de agosto de 1943. Ella acompañaba al evangelista siempre que podía en muchas ocasiones, desde eventos con líderes importantes hasta trabajos de apoyo a víctimas de desastres naturales. Muchos comentaron sobre su ingenio y su espíritu amable.

"Cuando iba a una cruzada evangelística con Bill, lo veía como un general llevando a su esposa para luchar junto a él. Nuestros momentos más felices juntos son en casa o en las vacaciones", dijo Ruth Graham hace algunos años.

Aunque Billy Graham ha visto a millones de personas entregarse a Jesucristo a través de sus cruzadas, decir adiós a su familia nunca fue fácil. "Muchas veces salía por la puerta de la casa con lágrimas cayendo por mis mejillas, sin querer irme", recuerda.

Mirando la importancia del matrimonio, Graham consideró a su esposa como su mayor consejera espiritual. “Cuando se trata de las cosas espirituales, mi esposa tuvo la mayor influencia en mi ministerio", dijo el evangelista. "Ruth y yo no tuvimos una boda perfecta, pero tuvimos una gran boda".

Graham siempre destacó la importancia de la alianza inquebrantable del matrimonio. “El matrimonio no es sólo una conveniencia social o una costumbre legal. El matrimonio viene de Dios, y es uno de sus mayores regalos para nosotros. Cuando lleguen los momentos de estrés o decepción (y ellos vendrán), recuerde que Dios los unió, y ustedes hicieron sus votos matrimoniales no sólo el uno al otro, sino también con Él". AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.