Disminuye delincuencia en las calles después de oración de pastores

Policía y pastor "patrullando" las calles.
EE.UU.- La Policía ha convocado a pastores para que acompañen a patrullar las calles, y se encarguen de brindar ayuda espiritual a las personas inmersas con el delito y también orar por ellos.

La idea fue del jefe de policía Larry Boone, de la ciudad de Norfolk, estado de Virginia, que puso en práctica el proyecto que ha dado como resultado la disminución evidente de la delincuencia

"Pensé, que sería fantástico si los pastores y la policía pudieran hacer juntos la patrulla en calles de las zonas más problemáticas de la ciudad", dijo Boone. Hizo la convocatoria y la respuesta fue positiva.

"La idea es colocar a un policía y un pastor que acudan juntos cuando hay alguna llamada que reporta actos de violencia. El policía interviene y, cuando la situación está controlada, el pastor puede ministrar de la manera que desee", le dijo a CBN.

Antipas Harris, uno de los pastores que forma parte del proyecto, dice que ésta es "una gran idea ... podemos ser proactivos, estableciendo una relación con los moradores e intentando encontrar maneras de ayudar". Cuenta que hubo casos en que los sospechosos pedían oración. "Ya oré hasta por hombres que estaban esposados. La mayoría de las veces, esas personas aceptan de buena gana que oremos por ellos.

El jefe superior de Boone dijo: "El pastor está allí para dar consejería, en cualquier caso. Esto beneficia a nuestra comunidad, que beneficia al gobierno, esto es a la policía, así como a la iglesia misma. Para mí, es tanto un ministerio como una misión", agregó.

El pastor Leroy Briggs, que fue capellán de la policía de Norfolk durante 18 años, ve similitudes en el trabajo de policías y de pastores "Ambos sirven y protegen ... Jesús mandó que sus discípulos anduvieran de dos en dos. Así uno podría apoyarse en el otro. Ahora podemos apoyarnos mutuamente y mejorar la comunidad".

Según Briggs, la presencia de un pastor puede tener un efecto psicológico en los delincuentes. "Cuando ves a un policía y un pastor juntos, es algo que ofrece una atmósfera, un ambiente de paz".

Las cifras muestran que hay un efecto práctico. Norfolk registró recientemente los índices bajos de crímenes y violencia en 17 años.

El trabajo en conjunto también está dando a los pastores una nueva comprensión sobre el trabajo de los policías y la realidad de la ciudad donde viven. Según Harris dice: "La mayoría de ellos dice que eso ha cambiado su vida". AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.