Pastor atacado a machetazos por predicar continúa compartiendo el Evangelio

Pastor atacado por predicar en India
INDIA.- Un pastor cristiano, que se recuperó milagrosamente a un ataque con machete, continúa compartiendo el Evangelio con más fuerza. Dijo que la persecución que ha sufrido por su fe, sólo ha aumentado su compromiso con la Obra y su amor por el Señor.

Vipur, de 46 años, pastor de una iglesia en el estado indio de Madhya Pradesh, fue gravemente herido en un ataque con hacha, realizado por un extremista hindú, que golpeó al pastor cinco veces antes de huir, informa Open Doors.

Vipur logró escapar y llegó a su casa cojeando, donde su esposa y amigos lo llevaron rápidamente a un hospital local. Debido a la gran cantidad de sangre que perdió por los profundos cortes, la muerte parecía inminente. Sin embargo, después de tres meses hospitalizado, Vipur comenzó a recuperarse lentamente.

"Ahora, puedo caminar y moverme, pero todavía estoy muy débil", dijo a Open Doors. "Siempre necesito que alguien me acompañe. He perdido la sensibilidad de mi cara y he quedado sordo de un oído. Mis ojos están deshidratados y son ultra sensibles a la luz, por eso tengo que usar gafas de sol muy oscuras" .

El pastor pudo identificar a su atacante en la policía y el hombre fue arrestado, pero luego fue puesto en libertad, por lo que Vipur aún lo ve por las calles de la localidad.

"La gente me dice que si él derramó mi sangre, yo debería hacer lo mismo también", dijo Vipur. "Pero Dios es nuestro juez. Tendré que perdonarlo, aunque es realmente difícil".

"Cada vez que lo veo, es como si hubiera una explosión en mi pecho, siento mucha rabia, pero sé que necesito escuchar lo que el Señor dice y perdonar. No es fácil perdonar al hombre que casi te ha matado", dijo.

El pastor compartió cómo, después de dejar el hinduismo para seguir a Cristo en 2000, fue despreciado por sus amigos y familiares. Casi 20 años después, la persecución no disminuyó, en un país donde el 90,9% de los 75 millones de habitantes siguen el hinduismo.

A pesar de lo que ha tenido que pasar, ha puesto toda su confianza en Dios y ha decidido continuar predicando el Evangelio por los pueblos.

"Yo me siento físicamente débil, pero Dios me fortalece. Mi amor por el Señor Jesús ha aumentado. Creo firmemente en lo que escribe el apóstol Pedro en su primera carta, "es bueno sufrir por el Señor". AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.