"Defiendan el Evangelio a cualquier precio", pide Billy Graham en testamento

El evangelista Billy Graham, pidió a su familia que defienda el Evangelio a cualquier precio, en un testamento que ha sido hecho público. Además dejó parte de sus bienes para que sea donado a la obra de Dios.

El documento de 16 páginas ha sido presentado públicamente, en el cual pide a su familia que proclame a Jesucristo al mundo. También hizo mención a su difunta esposa, Ruth Graham, de quien se refirió como "la mayor cristiana" que él ya había conocido. El evangelista pasó 63 años al lado de su esposa que falleció en junio de 2007.

Al dirigirse a sus hijos, Graham recordó la felicidad vivida al lado de su esposa: "A causa de Cristo, su madre y yo tuvimos una vida maravillosa, emocionante y feliz", añadiendo que se enfrentaron juntos a muchos problemas, así como a cualquier pareja .

"Quiero agradecerla por sus años de devoción, amor, fidelidad y sacrificio. De todas las personas que conocí, ella era la mayor cristiana", escribió Billy Graham. También orientó a la familia a hacer una lectura diaria de la Biblia, confiando en Jesucristo como medio de salvación, recordando que la vida en la Tierra es corta.

"Pido a mis hijos y nietos que mantengan y defiendan a cualquier precio, el sacrificio personal de Jesucristo y defiendan la defensa de la bendita doctrina de la completa expiación por el pecado, a través de la sangre del Señor Jesucristo una vez ofrecido", pidió el evangelista.

En otro pasaje, el famoso evangelista habla sobre la responsabilidad de tener que lidiar con las cuestiones materiales en su ministerio, enfatizando que tanto él y la esposa intentaron usar las bendiciones materiales para la gloria de Dios.

"Yo tenía muy poco en mi vida y en los primeros años de nuestro matrimonio teníamos muy poco para vivir. Nunca soñamos en recibir tanto. Intentamos usar nuestras bendiciones materiales para la gloria de Dios. "Nunca queríamos que nuestras raíces fueran muy profundas en este mundo", dijo.

En el documento se mostró consciente de que incluso anhelando la salvación, tendrá que rendir cuentas ante el Tribunal de Cristo en cuanto a su vida cristiana, sobre cómo vivió. "Si yo he tratado con las cosas correctamente o no, tendremos que aguardar el juicio en el Tribunal de Cristo, cuando todas las cosas serán reveladas", afirma el testamento.

Al concluir él dice que procuró hacer lo mejor delante del Señor y mostró confianza en sus herederos para considerar que son sólo cuidadores de lo que fue dejado por él. "Hice lo mejor que pude ante el Señor y tengo confianza en todos ustedes para considerar que son sólo cuidadores de lo que me queda", dice el último fragmento revelado. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.