El Evangelio se extiende en el mundo y continúa transformando vidas

Misionero con Biblia en mano
EE.UU.- El Evangelio de Jesucristo sigue expandiéndose por diferentes partes del mundo, pero aún se necesita obreros que cumplan la Gran Comisión, dicen misioneros durante la celebración por el Día Internacional de la Oración por los no alcanzados.

A pesar de las historias inspiradoras del poder transformador del Palabra de Dios, que se compartió durante el evento, se concluyó que aún falta mucho por hacer para que más personas conozcan el Evangelio que da vida.

Cerca de dos mil millones y medio de personas en todo el mundo nunca oyeron hablar del Evangelio, y cerca de 70 mil mueren todos los días sin conocer a Jesús, según la Alianza por los no alcanzados, una organización que agrupa a varias ministerios misioneros.

La organización presentó historias de grupos misioneros y el esfuerzo en una emisión organizada por Focus on the Family, donde se invita a todos los cristianos a cumplir con la Gran Comisión y llevar las palabras de Jesús alrededor del mundo en la próxima generación.

Ruth Kramer, de Mission Network News, dijo que los cristianos "están de acuerdo que el Evangelio transforma vidas", pero subrayó que el gran número de personas que aún no han escuchado el Evangelio presenta un desafío significativo para iglesias y ministerios.

John L. Pudaite, presidente de Bibles for the World, fue uno de varios líderes misioneros que compartió historias de éxito sobre llevar a la gente a Cristo. Él reveló que el ministerio que dirige ha trabajado en más de 120 países a lo largo de los años, aunque ha prestado especial atención a China, donde dijo que sus antepasados ​​vinieron de varios siglos atrás, cuando estaban migrando a la actual India.

"Sólo una copia del Evangelio de Juan y una breve visita pudo transformar a toda una tribu de animistas en seguidores y predicadores de Jesucristo". dijo el misionero.

Otros grupos misioneros hablaron de su trabajo en países de África y del Sudeste Asiático. Marv Newell, vicepresidente de MissioNexus, explicó que Malasia hace mucho tiempo sirve como un canal para el Islam.

"Los musulmanes no creen que Jesús vino como Dios en carne, ellos no creen en su muerte y resurrección. Ellos son 1.500 millones de personas y forman parte de los no alcanzados", observó, añadiendo que los cristianos deben recordar que "necesitamos ganar a esas personas para Cristo también". AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.