Pastor chino torturado en prisión alaba a Dios tras salir libre

Un pastor chino que fue torturado en una prisión, ha salido en libertad después de dos años y medio preso. A pesar del sufrimiento que experimentó, su fe se mantiene firme y continuará proclamando a Cristo.

El pastorYang Hua, de la Iglesia Pedra Viva, abandonó la prisión alabando a Dios, después de permanecer dos años y medio de cárcel, en la provincia de Guizhou, China. Fue torturado para que confiese el supuesto espionaje.

Ninguna de las acusaciones han sido probadas. La Misión Christian Solidarity Worldwide (CSW) explica que Yang ha vuelto a casa, pero está sufriendo varios problemas de salud y necesita tratamiento.

El pastor fue arrestado en diciembre de 2015, acusado de espionaje contra el Partido Comunista. Su iglesia fue intervenida y posteriormente cerrada. La computadora de la iglesia fue confiscada y sus cuentas bancarias, congeladas.

El abogado Zhao Yonglin, que defendió al pastor, denunció en enero de 2017, que Yang había sido torturado en la cárcel. Otro líder de la misma iglesia, Su Tianfu, fue detenido y ambos fueron multados en más de un millón de dólares por "recaudación de donaciones ilegales de los miembros de la congregación". Ellos argumentaron que el dinero era dado libremente por los creyentes.

Mervyn Thomas, director ejecutivo de CSW, afirmó: "Estamos extremadamente preocupados por la opresión de las autoridades sobre comunidades religiosas independientes en China, en particular por las detenciones arbitrarias y tortura, para presionar a los líderes cristianos a interrumpir sus actividades", agregó.

La organización China Aid, que apoya a las iglesias perseguidas en China, proporcionó más detalles acerca de la liberación de Yang, destacando que, mientras estuvo preso, el pastor contrajo vasculitis, que se caracteriza por la inflamación de vasos sanguíneos, lo que le ha imposibilitado caminar, debido a la atención médica incorrecta. Durante el tiempo en prisión, también desarrolló diabetes.

Su esposa, Wang Hongwu, reveló que el pastor "comenzó a cantar en voz alta después que salió libre", a pesar de todo lo que pasó.

"Aunque mi esposo ha experimentado una desgracia, su creencia en Dios sigue siendo firme", agregó Wang. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.