Iglesia Adventista "suaviza" su postura contra la homosexualidad: es una alteración, no un trastorno

Tras concluir su concilio anual 2012, la Iglesia Adventista Mundial anunció que había redefinido su postura hacia la homosexualidad, a fin de mostrar compasión hacia quienes siguen “ese estilo de vida”.

Se trata de un documento de media página, el que fue aprobado por más de 200 pastores y laicos asistentes al enclave, realizado en la localidad de Silver Spring, en Estados Unidos. El texto se basaba en una carta que data de 1999, cuyo fondo se declaró vigente pero cuyos términos fueron actualizados para demostrar la necesidad de que los ministros muestren su compasión hacia los homosexuales.

“Sentimos que necesitábamos cerrar esta declaración con una frase que muestre que la iglesia está dispuesta a mostrar un espíritu de compasión como el de Cristo hacia aquellos que practican un estilo de vida homosexual”, indicó Pardon Mwansa, quien presidió la comisión que recomendó los cambios.

Entre ellos, se cuenta el cambio del término “trastorno” por el de “alteración”, a la hora de describirla. “La homosexualidad es una manifestación de la alteración y ruptura de las inclinaciones y relaciones humanas causadas por la entrada del pecado en el mundo”, indica el texto.

De igual forma, mientras la declaración anterior expresaba que “todas las personas, no importa cuál sea su orientación sexual, son hijos de Dios”, la nueva indica “que Dios ama a todas las personas, más allá de cuál sea su orientación sexual”.

Pese a este aparente cambio de timón, el concilio se manifestó estricto frente a las nuevas legislaciones que han aprobado el matrimonio homosexual en diferentes países del mundo. “Las instituciones del matrimonio y la familia están siendo atacados”, indicó Willie Oliver, miembro de la comisión normativa y codirector de Ministerios de Familia de la Iglesia Adventista mundial, pronunciando una frase que pasó a ser parte de la declaración.

Según explica la Adventist News Network, un consejero europeo propuso que no se usara la palabra “alteración”, afirmando que la Iglesia Adventista debería mostrarse más sensible en sus dichos, sin embargo su idea fue rechazada.

“Aunque muchos de nosotros tenemos familiares homosexuales, entendemos el proceso de pensamiento, los seguimos aceptando, los seguimos amando, seguimos interesándonos en ellos. Sin embargo, como iglesia, tenemos que adoptar una posición de parte de lo correcto”, sentenció Gina Brown, delegada laica de la División Norteamericana.

Pero ni siquiera la revisión de las normativas pudo dar respuesta a algunas de las situaciones que deben enfrentar actualmente las Iglesias.

“Hemos tenido un hermano que, hace 2 semanas, regresó a la iglesia como hermana. Desde el punto de vista legal, según la ley británica, ahora él es una hermana y se ha sometido a las operaciones necesarias. Jamás me había encontrado con algo semejante en mi ministerio”, se lamentó el líder de la Unión Asociación Británica, Ian Sweeney, sin que consejeros pudieran orientarlo respecto de cómo proceder. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.