La Navidad podría causar trastornos cerebrales

La Navidad podría causar trastornos cerebrales
Además de enfrentar la programación festiva y el estrés de las compras, la Navidad nos depara “algunas catástrofes” que están a punto de causar estragos en nuestro cerebro. El diario británico “The Guardian” advierte en uno de sus blogs sobre los trastornos cerebrales asociados con la época navideña. Toma nota.

TRASTORNO AFECTIVO ESTACIONAL: Se caracteriza por cambios bruscos de estado de ánimo. Los afectados tienen bajos niveles de serotonina y melatonina, lo que significa que requieren de mucho más luz. “Cuando la luz llega a la retina en la parte posterior del ojo, las señales eléctricas son enviadas al hipotálamo. Esta es la parte del cerebro que controla el sueño, el apetito, la temperatura corporal, el deseo sexual y el humor. Cuando no hay luz suficiente con la comunicación, estas funciones comienzan a disminuir”.

SOBREALIMENTACIÓN: Además, de la indigestión, comer en exceso también tiene un efecto mucho más siniestro. “Se estimula una vía generalmente inactivo entre el hipotálamo y el sistema inmunológico. Esto resulta en una respuesta inmune excesiva y conduce a la inflamación de bajo grado en todo el cuerpo. Y es por eso que a menudo se sienten mal después de comer demasiado. Comer en exceso por largos períodos de tiempo conduce a una inflamación crónica, lo que puede contribuir a la diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón

DEMASIADA TELEVISIÓN: Hacer algo por tanto tiempo tendrá consecuencias neurológicas a corto plazo. “Televisión alienta ondas Alpha bajas (ondas cerebrales en la gama de frecuencias 8-12 Hz) en el cerebro. Estas ondas cerebrales se asocian con la relajación, pero también la sugestión (..). Si usted pasa muchas horas con su funcionamiento cerebral en el estado de baja alfa, esto puede dar lugar a problemas de capacidad de atención-y la incapacidad para concentrarse cuando vuelva a trabajar”.

ESTRÉS FAMILIAR: Cualquier forma de estrés conduce a la liberación de adrenalina y cortisol y existe una parte del cerebro que especialmente vulnerable a los aumentos de cortisol: el hipocampo. “Como resultado, cuando usted está estresado es posible que su capacidad multitarea y para recordar las cosas se ve afectada. Esto lo perjudicará si está haciendo la comida, por ejemplo. Hacer ejercicio y dormir lo suficiente son las mejores maneras de contrarrestar el aumento de los niveles de cortisol”. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.