Árbol de los tiempos bíblicos volvió a crecer en Israel después de 2 mil años

Árbol Phoenix dactylifera brota en Israel
ISRAEL.- El árbol palma dactilera de Judea, extinta en al año 70 de nuestra era, ha vuelto a brotar gracias a unas semillas que llevaba enterrada 2 mil años en el palacio del rey Herodes.

Después que los arqueólogos descubrieron una jarra con las semillas, lo sembraron y cultivaron, dando como resultado el crecimiento de la planta que existió en los tiempos bíblicos, informa en un comunicado el Departamento de Botánica de la Universidad de Bar–Ilán de Tel Aviv.

Explicaron que por miles de años la Phoenix dactylifera fue una de las especies más abundantes del Medio Oriente, que también constituía una fuente de ingresos esencial del Reino de Judea, e incluso aparece nombrada en varias partes de la Biblia.

El Rey David llamó a su hija “Tamar” en honor al nombre hebreo de esa palma.

Agregaron que debido a que era base de la economía del reino, cuando llegaron los romanos, acabaron con ella y la llevaron a la extinción y el conocimiento de primera mano de ese árbol se convirtió en leyenda.

No obstante, durante una excavación en el palacio del Gran Herodes en Israel a principios de los años 60, arqueólogos israelíes desenterraron un pequeño cúmulo de semillas guardadas en una jarra de barro que databa de hacía 2 mil años, mismas que estuvieron guardadas en la universidad hasta que en el año 2005, la investigadora botánica Elaine Solowey decidió plantarlas y observar si algo crecía de ellas.

Las semillas multimilenarias brotaron produciendo esta especie de árbol que no se había dado en siglos, lo que las convirtió en las semillas de árbol “más antiguas en germinar”.

AcontecerCristiano.Net
Tecnología de Blogger.