Musulmanes radicales secuestran a más de 200 alumnas cristianas en Nigeria

mujeres lloran por secuestro de cristianas
Más de 200 jóvenes cristianas han sido secuestradas, las sacaron de un internado en la ciudad de Chibok del estado de Borno. Sus secuestradores pertenecen al grupo islamista radical Boko Haram, conocidos por perseguir y matar a los cristianos nigerianos.

Los estudiantes tenían entre 16 y 18 años, y se han convertido en el nuevo símbolo de la campaña internacional contra la trata de personas. El gobierno de Nigeria se ha mostrado impotente para luchar contra Boko Haram, que no acepta que las mujeres tengan acceso a la educación.

Los medios internacionales han hablando del secuestro sin parar. Las últimas noticias dan cuenta de que fueron llevadas a los países vecinos, Chad y Camerún. Allí son vendidas por alrededor de 15 dólares. Algunas se convirtieron en esposas de quienes los compraron, otras son esclavos sexuales.

El elemento más impactante de esta triste historia apareció este fin de semana, cuando el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, ha grabado un video en el que explica: "Dios me dijo que las vendiera, que son propiedad suya. Voy a hacer lo que me pidió". Todas las chicas son cristianos y el hecho de que un líder islámico habría hecho esto como la voluntad de Dios, generó protestas por parte de varios grupos que luchan contra la persecución religiosa en el mundo.

También surgió el relato de una joven que logró escapar. Ella dice que algunas de estas niñas fueron víctimas de violaciones en el grupo, alrededor de 10 veces por día. Deborah Sanya, de 18, dice que se las arregló para escapar, incluso, poniendo en riesgo de ser asesinada por los musulmanes. Pasó la noche en el bosque, junto con otra chicas. Su testimonio ha ofrecido terribles detalles de lo que está detrás de este cobarde acto.

Presa de la desesperación, los nigerianos cristianos salieron a las calles el 1 de mayo para protestar. Exigen que el Gobierno tome actitudes fuertes para rescatar a las jóvenes. Aún así, nada concreto se ha hecho.

Durante más de una década, los militantes de Boko Haram usan la religión para tratar de derrocar al gobierno y establecer un estado islámico en la región.

Algunas fuentes afirman que el número de secuestradas es de 220, mientras que otros apuntan a un máximo de 270. No se sabe cuántas están vivas. La Asociación Cristiana de Nigeria, que agrupa el mayor números de iglesias del país, han hecho campañas de ayuno y oración por las jóvenes y piden ayuda en este sentido a todos los cristianos del mundo.

Con información de The Guardian, World Watch Monitor, AcontecerCristiano.Net
Tecnología de Blogger.