Pueblo asiático quema ídolos tras convertirse a Cristo

ASIA.- Todo un pueblo abandonó el ocultismo y quemó sus ídolos, después que conocieron el Evangelio y decidieron entregar su vida a Cristo, gracias a la labor evangelística de misioneros.

David Platt, presidente de la Junta de Misiones Mundiales de la Iglesia Bautista del Sur, dio un informe acerca del trabajo misionero desempeñado en el sudeste de Asia, en una reciente conferencia en Nashville.

Dentro de todo lo que informó Platt, destacó la historia de la conversión de todo un pueblo, después que su líder aparentemente muerto, volvió a la vida cuando unos misioneros oraron por él.

Platt comenzó diciendo, que un cristiano oriundo del lugar, que conoció el Evangelio por misioneros, reunió a algunos amigos y comenzaron a evangelizar en un pueblo que nunca había escuchado las Buenas Nuevas. según Baptist Press.

Los pobladores reaccionaron con interés y comenzaron asistir a los estudios bíblicos conociendo el Evangelio y el cristianismo. Aprendieron que la idolatría es pecado y comenzaron a traer sus ídolos, collares y amuletos relacionados con el ocultismo, al centro de la aldea para ser quemado, dijo Platt.

Un día, se dio la noticia que el líder de la aldea había muerto. Entonces los pobladores creyeron que esto había sucedido porque se habían entregado a Cristo, y los espíritus se habían molestado mucho. Ante esto, resolvieron volver con sus objetos rituales.

Los cristianos fueron a donde estaba el cuerpo del líder y oraron por él, pidiendo “que Dios mostrase su misericordia a las personas en ese pueblo, que Dios mostrara su gloria y su amor para aquellas personas viesen”, dijo Platt.

De repente, el hombre tosió una vez, luego otra vez, y luego comenzó a respirar. Platt dijo que esto animó a los cristianos en su evangelismo en el pueblo.

“Así que compartieron el mensaje del Evangelio, y al día siguiente, la gente comenzó a entregar su vida a Cristo y el pueblo empezó a quemar sus ídolos”, dijo.

Platt dijo que no sabía si el líder de la aldea había muerto realmente, pero que “incluso si él no estaba muerto, Dios ciertamente eligió un momento oportuno para que su mensaje fuera compartido”. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.