Cristianos multados por asistir a iglesia mantienen firme su fe en Jesús

Cristianos adorando a Dios en una iglesia en India
INDIA.- Cristianos han sido multados por asistir a un culto "no autorizado", en un pueblo del interior de India, además algunos han sido presionados para abandonar el cristianismo y volver al hinduismo.

Las autoridades del pueblo de Chhattisgarh, han impuesto una multa de 312 dólares a cada cristiano que estuvo participando de un culto evangélico, a la vez que fueron prohibidos de volver a reunirse, bajo amenaza de someterlos a la humillación pública.

Las autoridades también consideraron "ilegales" los cultos cristianos realizados en la aldea de Junwani, y las personas que asistieron fueron multadas con 312 dólares, una cantidad que equivale a cuatro o cinco meses de salario, según informa Christian Concern.

Un pastor local advirtió que la situación aún puede empeorar. "Estos cristianos de Junwani van a enfrentar una situación aún más peligrosa por haber elegido seguir a Jesús", dijo. "La policía no escucha el clamor de ellos".

Un cristiano de 40 años de edad, Somari Komra, también fue multado por asistir a la iglesia, y dijo que fueron intimidados y obligados a permanecer como criminales en medio del pueblo. "Sabían que nos reuniríamos, por eso enviaron a cinco hombres para espiar y dar falso testimonio contra nosotros", dijo el hombre.

Pastor bautizando a cristianos en Nagpur, India - REUTERS.
Komra reaccionó a las multas y restricciones, diciendo a las autoridades el motivo del por qué comenzó asistir a la iglesia: "Yo sufría de una enfermedad física y de trastorno mental, pero ninguno de ustedes vino y me ayudó, ni los líderes del pueblo me ayudaron. Pero Jesús me sanó, por eso yo confió en Él y ahora voy a la iglesia. Estoy dispuesto a pagar las multas y las consecuencias de esta persecución pero no dejaré de ir a la iglesia", dijo Komra.

Después de este incidente, las autoridades presionaron a 15 familias cristianas a "reconvertirse" al hinduismo. Aquellos que se negaron, se les impuso fuertes restricciones. Uno de los cristianos que se rehusó abandonar su fe en Jesús dijo: "Me pueden impedir asistir a la iglesia, pero no pueden prohibirme que lleve a Jesús en mi corazón".

Kanesh Singh, un hombre de 55 años, se negó a pagar la multa así como a renunciar a su fe cristiana, Cuestionó abiertamente a los ancianos del pueblo, diciendo: "¿Qué crimen he cometido para tener que pagar esta multa?. No he robado, no abusé de ninguna mujer, no he peleado con nadie ni he cometido asesinato. Si ustedes piensan que ir a la iglesia y adorar a Jesús es un crimen, voy a cometer ese crimen todos los días". AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.