Se extiende el Evangelio en Albania donde intentaron desaparecer cristianismo

Cristianos en Albania
Imagine buscar la palabra "Dios" en el diccionario solo para descubrir que no está allí. Este fue el caso en Albania, donde antes de la caída del comunismo, los líderes del gobierno intentaron eliminar toda espiritualidad de las iglesias.

En 1967, el dictador Enver Hoxha declaró oficialmente "la primera nación atea del mundo". La justificación era que, las religiones serían influencias extranjeras para la cultura albanesa, siendo totalmente prohibidas. Cerrados para el resto del mundo, durante el gobierno de Enver, se crearon 19 campos de concentración al estilo nazi. Se estima que 700.000 personas que se oponían a los comunistas fueron asesinadas o mandadas a esos campos.

Llegaron a quitar la palabra "Dios" del diccionario de albanés. El régimen destruyó o expropió todos los templos religiosos y acabó totalmente con la libertad de expresión del pueblo albanés. Esto continuó hasta 1991, cuando el comunismo llegó a su fin.

Con la reanudación de la democracia, el país volvió a tener libertad de culto. Actualmente, cerca del 70% de la población se declara musulmana, el 10% de católicos, el 7% de ortodoxos. Los evangélicos se encuadran como "otras religiones" y son menos del 1%. Sin embargo, hay muchos ministerios que conmemoran lo que llaman "avivamiento".

Es bueno recordar que sólo en marzo de 2011 por primera vez en la historia del país la Iglesia Evangélica Albanesa fue reconocida por el gobierno y alcanzó el mismo nivel de las otras. Los ministerios que más han crecido en el país son las radios cristianas que recientemente están consiguiendo permiso estatal para operar recientemente.

El ministerio de Radio Mundial Tide [Maré, en inglés] se ha extendido en Albania y llevado el Evangelio de Jesucristo a través de programas de radio producidos en la lengua local.

"Esta nación, que ya fue tan cerrada al Evangelio, hoy está abierta a los misioneros y permite la plena libertad religiosa", conmemora Don Shenk, director de la radio The Tide. "Pero, desafortunadamente, los efectos de la prohibición del Evangelio, que duró tanto tiempo, todavía pueden ser vistos. La mayoría de la población fue criada bajo un sistema que enseñaba que Dios no existía. Pero sabemos que el amor de Dios por el pueblo de Albania es sin medida, y nuestro corazón está en compartir con ellos el amor incomparable y eterno de Jesucristo y la verdad de la salvación por medio de él.

Ellos celebran los resultados de su esfuerzo, con muchos testimonios de conversiones en el país. Es una gran victoria saber que en una nación donde no se podía oír hablar de Dios, existe una nueva generación que puede oír y hablar de Él las 24 horas del día.

Esto no significa que la vida de los evangélicos ha sido fácil, pues hay otros tipos de persecución, especialmente por parte de los musulmanes. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.