"Los ángeles son tan reales como tú y yo", dice Billy Graham

Billy Graham y los ángeles

El evangelista Billy Graham compartió sus pensamientos sobre algunos de los seres más misteriosos de la Biblia, los ángeles, revelando que estos seres celestiales son una parte significativa de la vida de un cristiano, aunque son invisibles a simple vista.

En una sesión de "Preguntas y respuestas" publicada en el periódico 'Star City Kansas' el evangelista ayudó a un lector a entender mejor la naturaleza de los ángeles.

"¿Qué apariencia tienen los ángeles? ¿Se parecen a las imágenes que vemos en las tarjetas de Navidad? ¿Son realmente reales? Siempre he tenido curiosidad al respecto", preguntó al lector

Graham respondió: "Sí, los ángeles son reales, tan reales como tú y yo. Aunque son en gran parte invisibles para nosotros, existen en grandes cantidades. La Biblia habla de 'miles y miles de ángeles' (Hebreos 12:22). También cuando se anunció el nacimiento de Jesús a los pastores de Belén, "Apareció una gran multitud del Ejército celestial... Alabando a Dios" (Lucas 2:13)".

Incluso los ángeles que no tienen cuerpos físicos, "Pero de vez en cuando aparecen como seres humanos ordinarios o seres celestiales gloriosos que reflejan la majestad de Dios", sostuvo Graham.

"Cuando Dios le dio al profeta Isaías una visión de su gloria, su trono estaba rodeado de ángeles de gran esplendor y poder: 'Al sonido de sus voces en los umbrales de las puertas se sacudían', (Isaías 6:4)", explicó.

En última instancia, Dios creó a los ángeles con un propósito: servirle: "Como tal, trabajan de maneras ocultas para lograr la voluntad de Dios y proteger al pueblo de Dios", escribió Graham. "Incluso cuando no somos conscientes de ellos, todavía son parte de nuestras vidas, también son parte de un gran ejército invisible que lucha constantemente contra Satanás y sus siervos del mal. Las promesas de Dios deben traer consuelo a todo creyente: manda a sus ángeles que te guarden en todos tus caminos (Salmos 91:11)".

Sin embargo, Graham advirtió que no deben ser adorados, ya que sólo Dios es digno de adoración.

"Sin embargo, podemos dar gracias a Dios por ellos", concluyó el evangelista. "Y algún día en el Cielo nos daremos cuenta de lo mucho que han hecho por nosotros, obedeciendo la orden de Dios. ¿No son todos los espíritus ministradores, enviados para servir a los que heredarán la salvación? ' (Hebreos 1:14) ", resaltó. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.