Pastor sobrevive a 6 disparos y ora para que su atacante reciba a Cristo

Pastor sobrevive a 6 disparos.
Pastor Tim Remington después del ataque.
EE.UU.- Un pastor fue atacado con seis disparos en el estacionamiento de una iglesia, y sobrevivió de milagro a las múltiples heridas causadas por las balas.

El pastor Tim Remington, sufrió un intento de asesinato cuando salía de la iglesia. Tras el terrible incidente, llegaron los paramédicos que encontraron a Tim ensangrentado, por lo que tuvieron que colocarle un tubo torácico temporal para ayudarle a respirar. Nadie entendía por qué alguien querría matar al líder cristiano.

Su esposa Cindy llegó al lugar y ellos tuvieron unos breves momentos juntos. "Le era tan difícil respirar, tan difícil hablar, él le pidió que dijese a los niños que los amaba. Le respondí: "¿Sabes lo que pasó? Haz recibido varios disparos"".

Remington recibió seis disparos; una de las balas rompió su hombro y otra se alojó en el tejido blando del cráneo, a pocos centímetros de matarlo. También fue golpeado en el brazo y la pelvis. El cirujano asistente, el Dr. Bob Hollman, dijo que, sorprendentemente, ningún órgano vital fue dañado, pero una lesión amenazó su vida.

"La mayor preocupación era la cantidad de sangre que estaba perdiendo debido a las lesiones pélvicas", dijo el Dr.Hollman. "Si se rompen los huesos pélvicos, puede sangrar hasta la muerte por una fractura pélvica", indicó.

El Dr. Hollman y su equipo llevaron a Tim a cirugía inmediatamente, mientras Cindy oraba, ella sabía que la vida de Tim estaba en manos de Dios.

Después de ocho horas de cirugía, Tim despertó en UCI (Unidad de Cuidados Intensivos). "Cuando supe que aún estaba vivo, comprendí que Dios estaba definitivamente en esto y había una razón", dijo Tim. “No sabía el por qué, pero sabía que Él tenía el control de todo".

Mientras tanto, el atacante había sido identificado como Kyle Odom y dos días después del ataque, fue arrestado. No hubo protestas públicas por justicia. En vez de eso, la iglesia donde Tim era pastor, organizó una vigilia de oración por el atacante. "No odiamos a Kyle, necesitamos amarlo y necesitamos llevarlo a Jesús", dijo el pastor.

Tim también sufrió un derrame cerebral debido a una complicación. Después de dos semanas, Tim se recuperó del derrame y tres meses después del tiroteo estaba de regreso al púlpito. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.