Pastor sufre ataque cardíaco mientras predicaba en iglesia y sobrevive

EE.UU.- Un pastor sufrió un ataque cardíaco fulminante mientras predicaba, permaneciendo sin oxígeno por más de ocho minutos. Los médicos consideran un milagro el hecho de que haya sobrevivido.

Mike Rice, de 66 años de edad, pastor de la Iglesia Bautista de Fairview en Kentucky, estaba predicando cuando su corazón dejó de latir y se desmayó en el púlpito ante los presentes. Lo que podría ser una tragedia se ha convertido en una historia de milagros.

Cuando el pastor se desploma, acudieron a su auxilio un médico y una enfermera que estuvieron escuchando el sermón, y lo asistieron con un desfibrilador (aparato que administra una descarga eléctrica al corazón).

Un equipo de bomberos, que estaba al otro lado de la calle haciendo un entrenamiento, también asistió en el rescate y usó un dispositivo para recuperar la respiración. Pero el pastor pasó más de ocho minutos sin oxígeno. Tres minutos pueden causar daño cerebral.

Rice fue llevado de aprisa al hospital King’s Daughters Medical Center, donde fue internado en estado grave. Con el paso del tiempo, pocos pensaron que sobreviviría. Su familia y toda la comunidad permanecieron orando por el pastor.

Según la Asociación Americana del Corazón, alrededor del 90% de los casos de paro cardíaco son fatales. Dadas las probabilidades, los médicos consideran la supervivencia de Rice, como un milagro.

"El médico miró y me dijo: "Estabas muerto. Eres un milagro. No uso esa palabra fácilmente, pero eres un milagro. Tú estabas muerto", contó Rice a WYMT.

El domingo pasado, Rice asistió al culto para agradecer a Dios y a la iglesia por sus oraciones

Los médicos siguen pensando que fue un milagro porque dicen que es inexplicable que esté vivo sin daño cerebral por lo menos. "La palabra 'milagro' fue lo que más escuché", dijo.

El pastor también dijo que su testimonio ha impactado a muchos empleados del hospital. Rice está feliz de volver al púlpito y mirar a su congregación. Es algo que mucha gente pensó que nunca volvería a suceder. "Me despierto todos los días sabiendo que hay un propósito. Este puede ser el último día, pero hay un propósito", declaró el pastor. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.